Indonesia levanta alerta por tsunami

El país se ha visto seriamente afectado por fuertes sismos registrados en las últimas horas; el último de este jueves tuvo una magnitud de 6.4 grados y avivó los miedos por un tsunami.
Los temblores registrados en las últimas horas en Indonesia
PADANG, Indonesia (CNN) -

La agencia de meteorología de Indonesia levantó una alerta de tsunami poco después de que un fuerte sismo bajo el agua sacudió la isla de Sulawesi, al sudeste del archipiélago asiático.

La agencia estimó la intensidad del sismo en 6.4 en la escala de Richter y ubicó su epicentro a una profundidad de 30 kilómetros.

El temblor ocurrió lejos de una serie de poderosos sismos que sacudieron el sur de la isla Indonesia de Sumatra en los últimos días.

Suharjono, un funcionario de la agencia de meteorología, dijo que las alertas de tsunami se emiten automáticamente cuando un sismo bajo el agua excede la magnitud de 6.2 grados, y que en este caso particular el riesgo era pequeño.

El sismo no se sintió en Bitung, la ciudad de Sulawesi del Norte más cercana al epicentro del temblor, expresó un oficial de la policía local.

Una zona de riesgo

La isla de Sumatra en Indonesia fue afectada este jueves por réplicas después del terremoto más poderoso de este año hasta el momento, que dejó al menos seis personas muertas y sepultó a muchas más bajo edificios.

Se emitieron y levantaron reiteradas alertas de tsunami para los países del anillo del Océano Indico después de las réplicas de las últimas 18 horas, que según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) tuvieron magnitudes de entre 4.9 y 8.4 grados.

"Podemos esperar que las réplicas continúen por un tiempo", declaró a Dale Grant, geofísico del USGS.

El alcalde de Padang, la capital de Sumatra Occidental, dijo que muchas personas estaban atrapadas bajo edificios derrumbados y que también había informes de cientos de heridos en Bengkulu, al sur de la isla.

Padang entró en caos la noche del miércoles después del sismo inicial de magnitud 8.4 grados, que según el USGS fue el más poderoso que se ha registrado en el mundo este año, y muchas personas huyeron en pánico debido a las réplicas. Se reportaron grandes embotellamientos en la ciudad.

"Mi familia y los vecinos están escapando a tierras más altas. Todos en el lugar donde vivo decidieron evacuar", comentó Eri Kamra, un residente de Padang de 35 años. "Vi caer edificios y una persona quedó inconsciente después el terremoto de la mañana", agregó.

Parte del principal hospital de Padang también se había derrumbado y algunos heridos debieron ser trasladados a tiendas de campaña relativamente más seguras.

"Muchos aún están atrapados bajo los escombros tras el sismo de anoche", dijo a Reuters en alcalde de Padang, Fauzi Bahar.

Funcionarios expresaron su preocupación por la situación en Bengkulu, una ciudad litoral de cerca de 300,000 personas y la ciudad más cercana al epicentro del gran terremoto de la noche anterior.

Metro TV informó de cientos de heridos en el lugar, aunque no fue posible confirmar el reporte debido a que las comunicaciones con la zona estaban cortadas.

"La zona de Bengkulu del Norte ha sido identificada como la más golpeada, con la mitad del área destruida", sostuvo Rustam Pakaya, director del centro de crisis del Ministerio de Salud en Yakarta.

"Muchos hospitales, casas, edificios del Gobierno y clínicas han sido destruidas", agregó.

La última cifra del centro de crisis indicaba que seis personas habían muerto y 40 resultaron heridas por los temblores, algunos de los cuales también se sintió en Singapur, Tailandia y Malasia.

"No hay explicación sobre por qué tantos terremotos han sacudido a Indonesia en este momento, pero Indonesia es quizás la zona sísmica más activa del mundo", declaró el geofísico Grant.

Indonesia sufre frecuentes terremotos, al estar ubicado sobre un cinturón sísmico activo que forma parte del llamado "Anillo de Fuego" del Pacífico.

Un gran terremoto de magnitud superior a 9 grados sacudió la misma zona el 26 de diciembre del 2004, provocando un enorme tsunami y más de 230,000 muertes en países de la región.

Muchas personas decidieron pasar la noche del miércoles en zonas abiertas en lugar de regresar a sus casas, dijo un funcionario de la Cruz Roja en Bengkulu, una área montañosa visitada por pocos turistas extranjeros.

Bakri Beck, segundo al mando en los esfuerzos de ayuda del Organismo Nacional de Coordinación para el Manejo de Desastres, dijo que un equipo de ministros había salido rumbo a Bengkulu.

Los funcionarios llevarían consigo un equipo médico, una tonelada de medicinas, alimento para bebés, tiendas de campaña y bolsas para cadáveres, agregó.

Ahora ve
No te pierdas