ADN podría parar tráfico ilegal

Las pruebas genéticas ayudarían en enfermedades, contrabando y rutas migratorias de aves; los científicos ya cuentan con una base del 20% de especies de aves y 10% de peces.
Los altos costos de alimentos y combustible ponen en alerta
OSLO (CNN) -

Las nuevas pruebas genéticas podrían ayudar a terminar con el tráfico ilegal de alimentos y especies vegetales, luchar contra la malaria y descubrir pistas sobre cómo detener los impactos de los pájaros contra los aviones, informó un grupo de científicos.

Varios expertos han identificado los "códigos de barras" del ADN -llamados así por las líneas blancas y negras que identifican los productos en un supermercado- de más de 31,000 especies de fauna y flora, frente a las 12,700 especies del 2005, en una rama de la ciencia de rápido crecimiento.

"Estamos construyendo una biblioteca de referencia sobre especies", dijo David Schindel, de la Smithsonian Institution estadounidense y secretario ejecutivo del Consorcio por el Código de la Vida.

Cerca de 350 expertos en códigos de barras se reunirán del 18 al 20 de septiembre en Taipei.

Una pieza de material genético, como una rodaja de pescado o el aserrín de una pieza de madera, puede servir para identificar una especie por un "código de barras" de ADN único, en una prueba de laboratorio que sólo lleva un par de horas y cuesta cerca de dos dólares.

Los expertos en códigos de barras trabajan con los reguladores institucionales, como la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) en busca de aplicaciones para la base de datos.

Algunas podían ser frenar las importaciones ilegales, luchar contra los mosquitos o comprender mejor las rutas migratorias de los pájaros.

La investigación relacionada con los códigos de barras podría ayudar, por ejemplo, a identificar la presencia de un diminuto gusano en un cargamento de bananos y a solucionar las dudas sobre si su origen es una inofensiva plaga contagiada en el puerto de entrada o en una especie importada más peligrosa.

La FDA advirtió en mayo que un barco de transporte de rape procedente de China podría contener un tipo de pez globo que puede portar una toxina mortal si se prepara de una forma inadecuada.

"Con los códigos de barras se podría ayudar a identificar el pez rápidamente", explicó Schindel.

"Esto no se ha utilizado todavía en un tribunal de justicia, pero en los próximos uno o dos años creo que veremos más y más casos en los que los códigos de barras han llevado a la supuesta pistola homicida", vaticinó.

La base de datos contiene alrededor del 20% de las 10,000 especies de aves y el 10% de las 35,000 peces de agua dulce y salada.

Extraer los códigos de barras de ADN de las plantas está resultando más complicado.

 

Ahora ve
No te pierdas