Félix, el peor desastre de Nicaragua

El paso del huracán dejó daños por 850,000 mdd y un total de 1.3 millones de hectáreas afectada las autoridades regionales solicitaron 18,000 toneladas de alimentos y 292 mdd para reconstrucc
MANAGUA (AP) -

Los daños causados por el huracán Félix constituyeron ''la mayor catástrofe de la historia de Nicaragua'' en el aspecto ambiental, con 1.3 millones hectáreas de bosques afectadas y pérdidas estimadas en unos 850 millones de dólares, según los informes oficiales.

El balance final, a 19 días del paso del huracán, fue expuesto la noche del domingo al presidente Daniel Ortega, quien validó las cifras de las autoridades regionales.

El presidente afirmó que el daño ambiental ''ha sido brutal'' ya que de los 1.3 millones de hectáreas afectadas, 477,000 hectáreas pertenecían a bosques que fueron arrasados, y con ello se perdió también una rica biodiversidad y ecosistema de vida.

Calificó los efectos del ciclón como ''la mayor catástrofe de la historia de Nicaragua desde el punto de vista ambiental''.

El mandatario señaló que en la actual Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas ''esperamos hablar sobre este informe y hacer escuchar la voz del pueblo miskito, mayagna y del pueblo nicaragüense''.

Indicó que en el documento, elaborado por las autoridades regionales, se solicitan 18,000 toneladas métricas de alimentos para los próximos seis meses y 292 millones de dólares para la tarea de reconstrucción.

Ortega dijo que, de acuerdo con reportes de dirigentes comunales y de estimaciones de la población, la cifra de muertos puede llegar a superar las 300 personas, ya que hay decenas de desaparecidos.

El informe revelado en comparecencia pública presenta también acciones básicas a ejecutar durante los próximos seis meses, como la atención humanitaria a la población en alimentación, salud, techo e infraestructura social.

Contempla además la rehabilitación productiva pesquera y agropecuaria, la protección de bosques tumbados contra posibles incendios forestales, aprovechamiento ''del bosque aún vivo'' para la rehabilitación urgente de viviendas e infraestructura, entre otros.

Informa sobre la destrucción o afectación de 20,394 viviendas, 57 iglesias, 107 escuelas y 43 centros de salud. También 86,538 hectáreas de cultivos agrícolas tradicionales y no tradicionales, 40,011 cabezas de ganado, 70.8% de aves, 18.9% animales porcinos, 1,366 embarcaciones menores y 48,355 equipos para pesca.

Ahora ve
No te pierdas