Sindicato automotriz impone plazo a GM

Los trabajadores de la industria fijaron el lunes como plazo para llegar a un acuerdo laboral; de no concretarse el contrato por la mañana, iniciarán una huelga con 73,000 empleados.
DETROIT (CNN) -

El sindicato de trabajadores de la industria automotriz estadounidense fijó al lunes por la mañana como plazo límite para alcanzar un nuevo contrato laboral con General Motors, y amenazó con llamar a una huelga de 73,000 empleados si no hay acuerdo.

El plazo aumenta la tensión en una negociación laboral seguida muy de cerca, tras las maratónicas negociaciones del fin de semana que parecían haber acercado posiciones entre el UAW (iniciales en inglés del sindicato) y GM en el acuerdo que buscan las automotrices para recortar costos.

Chris "Tiny" Sherwood, presidente de la delegación local del UAW en Lansing (Michigan), declaró que los líderes sindicales le habían dicho que estuviera preparado para iniciar una huelga a las 11 hora local del lunes a menos que se alcanzara un acuerdo antes de ese plazo.

En tanto, Cal Rapson, vicepresidente del UAW, dejó en claro la posición del sindicato. "La indiferencia de la compañía por nuestros miembros ha obligado a nuestro comité negociador a tomar este curso de acción", dijo Rapson.

"A menos que los miembros del UAW escuchen otra cosa entre este momento y el plazo límite, estaremos en huelga nacional contra GM a las 11:00 del lunes 24 de septiembre", agregó el líder sindical.

Ambas partes continuaban conversando en Detroit a primera hora del lunes, extendiendo la sesión de negociación que comenzó el domingo por la mañana. Las reuniones entre el sindicato y GM llevan 21 días consecutivos.

"Estamos totalmente comprometidos a trabajar con el UAW para alcanzar juntos las soluciones", dijo el portavoz de GM, Dan Flores. "Continuaremos focalizando nuestros esfuerzos en alcanzar un acuerdo lo más pronto posible", agregó.

Los negociadores de GM y de UAW se habían puesto de acuerdo durante el fin de semana en los términos generales de un acuerdo que reduciría en alrededor de 5,000 millones de dólares (mdd) los gastos anuales de GM en planes de salud, dijeron personas familiarizadas con las negociaciones.

De acuerdo a ese plan, considerado un punto clave en las complejas negociaciones, GM traspasaría la responsabilidad de los planes de salud de los trabajadores retirados a un fondo fideicomiso a cargo de UAW.

Analistas de Wall Street han dicho que esa maniobra podría recortar los costos anuales de GM en alrededor de 3,000 mdd, a cambio de un sólo pago que no superaría los 30,000 mdd.

Otros temas claves son el deseo de GM de contratar nuevos empleados con un sueldo más bajo, y el pedido del sindicato para que la automotriz se comprometa a mantener la producción en Estados Unidos durante el periodo del contrato.

El resultado de la negociación es esencial para que las tres grandes automotrices de Detroit -GM, Ford Motor Co. y Chrysler LLC- superen las pérdidas combinadas de 15,000 mdd que tuvieron el año pasado y la disminución de su participación en la ventas de Estados Unidos a menos de un 50%.

El portavoz del UAW Roger Kerson declinó hacer comentarios sobre una imposición del sindicato de un plazo límite para ir a la huelga.

La última huelga del sindicato contra GM fue en 1998, y provocó una caída en las ventas de la automotriz. La compañía nunca recuperó su participación de mercado.

Ahora ve
No te pierdas