Protestan contra Bush y los arrestan

Una decena de manifestantes fue arrestada mientras el presidente estadounidense hablaba ante la la delegación cubana abandonó el salón de sesión en protesta por las críticas de Bush a Castro.
Las manifestaciones en contra de la invasión en Irak estuvie  (Foto: )
NACIONES UNIDAS (AP) -

Aproximadamente una decena de manifestantes antibélicos fueron arrestados durante una protesta pacífica contra el discurso del presidente George W. Bush ante la Asamblea General de la ONU.

Los arrestados se encontraban entre unos 400 manifestantes que se oponen a la guerra que el gobierno de Bush libra en Irak, así como al encarcelamiento en la base de Bahía de Guantánamo de más de 300 hombres bajo sospecha de realizar actividades terroristas o de tener vínculos con la red Al-Qaeda.

Muchos de entre la multitud vestían monos color naranja en solidaridad con los detenidos en esa cárcel.

Los manifestantes fueron detenidos por la policía tras hincarse sobre la acera, en un acto de desobediencia civil en la protesta efectuada cerca de las Naciones Unidas. Uno de ellos, Bill Ofenloch, de 58 años, dijo que intentaban presentar una ''orden de arresto'' a Bush por ''graves crímenes contra la humanidad''.

Los integrantes del grupo antibélico Code Pink efectuaron una representación teatral en la calle, en la que una persona que portaba una máscara de Bush era arrestada.

''¿Qué decimos?'', gritó Medea Benjamin, de Code Pink. ''¡Arresten al delincuente!''

La multitud siguió coreando esas frases.

También los cubanos

La delegación cubana abandonó el plenario de la Asamblea General de la ONU  luego que el presidente estadounidense George W. Bush dijo que Cuba está siendo gobernada por un ''dictador cruel''.

''En Cuba, el prolongado régimen de un dictador cruel se acerca a su fin. El pueblo cubano está listo para su libertad. Y mientras esa nación entra en un periodo de transición, la ONU debe insistir en la libertad de expresión, la libertad de asociación y finalmente, elecciones libres y competitivas'', declaró Bush en su discurso ante Asamblea General de la ONU.

Fue en ese momento que la delegación cubana, encabezada por el canciller Felipe Pérez Roque, abandonó el plenario.

La delegación cubana emitió poco después un comunicado afirmando que había abandonado el lugar ''en una expresión de rechazo profundo a la declaración mediocre y arrogante emitida por el presidente Bush''.

La misión cubana acusó a Bush de ser ''responsable de la muerte de más de 600,000 civiles en Irak; autorizó la tortura de prisioneros en la Base Naval de Guantánamo y el secuestro de personas, así como vuelos clandestinos y cárceles secretas. Es un criminal y no tiene autoridad moral ni credibilidad para emitir juicio sobre ningún otro país''.

Ahora ve
No te pierdas