Paran transporte en Colombia y Venezuela

El paso entre Colombia y Venezuela quedó paralizado por protestas ante el aumento del peaje; los manifestantes reprochan el cobro de 2,000 pesos colombianos por pasar a su país vecino.
BOGOTÁ (AP) -

El tránsito terrestre entre Colombia y Venezuela quedó paralizado el martes por un millar de transportistas de ambos países que objetan el cobro de peajes autorizados por autoridades de Bogotá en inmediaciones del cruce binacional, informaron autoridades y los inconformes.

El paro arrancó la madrugada del martes encabezado por la Unión de Transportadores de Fronteras de Venezuela, que advierte que lo prolongará indefinidamente.

Miguel Morelli, el gobernador del departamento fronterizo del Norte de Santander, declaró que hasta 1,000 camiones de carga están bloqueando los tres principales pasos entre los dos países.

El bloqueo también es apoyado por transportistas colombianos, comerciantes y otros gremios de la zona, indicó el gobernador en una conversación telefónica.

Celestino Moreno, presidente de los transportistas venezolanos, dijo en entrevista telefónica que mantendrán el bloqueo ''hasta las últimas consecuencias'' y como condición para levantarlo ponen la supresión del cobro de peajes.

Colombia autorizó cobrar 2,000 pesos colombianos (cerca de un dólar) en octubre a una empresa privada a la que concesionó las vías de la zona hasta el año 2010.

Inicialmente cobraban unos 50 centavos de dólar por trayecto, pero en virtud de protestas surgidas en julio, se unificó el cobro sólo a los vehículos que salen de Colombia.

Moreno calculó que el bloqueo estaría dejando pérdidas de unos 15 millones de dólares diarios. El embajador venezolano en Bogotá, Pavel Rondón, había estimado en una protesta similar surgida en agosto que las pérdidas diarias ascenderían a 10 millones de dólares.

Que ''nos quiten esos peajes'' y que el gobierno colombiano ''rectifique esta situación'', exigió Moreno.

''Nos cansamos de mentiras y lo que queremos es una solución de definitiva'', dijo el dirigente gremial sobre este conflicto que se prolonga desde hace meses.

La disputa por los peajes, que están siendo cobrados por igual a vehículos normales y de carga, ha sido elevada a reuniones bilaterales entre los gobiernos de Colombia y Venezuela.

El gobernador dijo que el problema superó su jurisdicción.

''Ya cumplimos con esta situación y ahora les toca a las cancillerías de ambos países (buscar una solución) y esperamos que se pueda establecer de nuevo ese diálogo y que haya de nuevo un consenso sobre el tema de los peajes'', expresó Morelli.

Los comerciantes colombianos también apoyan el paro, aseveró Moreno.

''Esta vez tenemos el apoyo de la cámara de comercio de Norte de Santander, la cámara intergremial de Cúcuta y de muchos comerciantes de Norte de Santander que están aquí presentes con nosotros en el puente'', dijo Moreno.

Las protestas afectan los cruces fronterizos de Ureña, San Antonio y Arauca, que son los más importantes para el intercambio comercial binacional, que afectan también el flujo de carbón que es transportado desde minas colombianas a puertos en Venezuela.

''Claro que esta es una situación grave y a Colombia le perjudica muchísimo y a Venezuela también ya que se avecina la temporada de Navidad'', manifestó el gobernador.

Unos 40,000 vehículos, la gran mayoría de carga, transitan diariamente entre ambos países y la frontera es la puerta de entrada para el comercio bilateral entre ambos países que en el 2006 ascendió a 4,200 millones de dólares, según las autoridades colombianas.

Ahora ve
No te pierdas