Lorenzo se convierte en huracán

La tormenta tropical se intensificó y se dirige a costas mexicanas con gran fuerza; el reporte informa que es categoría 1 y se espera no ponga en riesgo instalaciones petroleras c
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La tormenta tropical Lorenzo se convirtió en huracán el jueves en su camino hacia costas mexicanas en el Golfo de México, golpeando con lluvias al estado de Veracruz, pero sin poner en riesgo instalaciones petroleras clave en la Sonda de Campeche.

Lorenzo se fortaleció a huracán categoría 1, de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson, poco antes de lo previsto, acelerando su proximidad a las costas.

Sus vientos se intensificaron a cerca de 120 kilómetros por hora (kph), con fuertes olas, y se mueve hacia el oeste a 9 kph, dijo el Centro de Huracanes de Estados Unidos en su más reciente reporte.

El centro de la tormenta se ubica a 125 kilómetros al este-sureste del puerto de Tuxpan, en el estado mexicano de Veracruz.

"Se espera este movimiento general hacia la costa de México hasta que el centro cruce la costa de México en las próximas seis a 12 horas", dijo el Centro en su más reciente reporte.

Se prevé que la tormenta provoque acumulaciones de lluvia de entre 12 y 25 centímetros en Veracruz, pero que ponga en peligro la producción petrolera de la Sonda de Campeche, en el Golfo de México.

Hasta la tarde del jueves, antes de que Lorenzo se convirtiera en huracán, directivos del monopolio petrolero estatal Pemex no tenían planeado reunirse para tomar decisiones sobre el paso de la tormenta.

Más temprano, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de México dijo que Lorenzo ya golpeaba a Veracruz como tormenta tropical y provocaba nubarrones en al menos ocho estados y la Ciudad de México.

Empleados de hoteles en Nautla, también en Veracruz, y Tuxpan dijeron por teléfono que se registraban fuertes lluvias y que autoridades les habían alertado que el clima iba a empeorar.

La temporada 2007 del Atlántico ha generado tres huracanes, incluido Humberto, que este mes golpeó la costa de Texas. También se formaron los poderosos huracanes Dean y Félix de categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpson), que golpearon México y Centroamérica, respectivamente.

Félix causó al menos 130 muertes.

 

Ahora ve
No te pierdas