ETA refrenda lucha violenta

La organización armada advierte que sólo con un acuerdo político resolutivo se dará alto al fue instó a la población vasca a luchar por su independencia.
MADRID (AP) -

La banda armada ETA está decidida a luchar para lograr un estado vasco independiente de España e instó a sus activistas a que tomen las calles para respaldar ese objetivo, de acuerdo con un comunicado publicado el domingo.

ETA, que ha librado una campaña violenta para formar una nación independiente desde finales de los años 60, envió el comunicado a Zutabe, una revista que con frecuencia utiliza para difundir sus declaraciones. Algunos fragmentos del comunicado fueron publicados también en el diario vasco Gara.

En las declaraciones escritas, la banda armada dijo que sólo podía ver dos formas de avanzar: la negociación política para lograr la autodeterminación, o continuar con la violencia.

ETA estará dispuesta a volver a un alto del fuego si se encuentra una solución política, indicó el comunicado.

''Sólo cuando los partidos cierren un acuerdo político resolutivo se darán las condiciones políticas para retomar el proceso negociador y para que ETA active sus compromisos de alto el fuego'', expresó el grupo en el comunicado.

Indicó asimismo que el gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha demostrado ''nula voluntad'' para ''cumplir con las mínimas condiciones'' de una solución negociada al conflicto separatista vasco.

Como consecuencia, ETA decidió abrir ''todos los frentes'' e instó a los vascos a ''luchar para abrir nuevas oportunidades para la creación del Estado Vasco''.

''Es de suma importancia la reacción popular, la lucha de la calle y la movilización'', señaló el comunicado.

En los últimos años, los activistas de ETA han recurrido a la violencia callejera en las ciudades y poblaciones vascas, incluyendo el lanzamiento de bombas molotov para incendiar sucursales de bancos, cajeros automáticos y edificios, y secuestros de autobuses.

Un proceso de paz liderado por el gobierno español para intentar finalizar el conflicto colapsó cuando ETA suspendió el alto del fuego de 15 meses en junio. El grupo reanudó los ataques el 24 de agosto con un poderoso vehículo cargado de explosivos que detonó frente a una comisaría policial en la ciudad de Durango, en el norte del país. Dos agentes policiales resultaron con heridas leves.

Pero el proceso de paz ya se consideraba terminado antes del anuncio de junio, después que una bomba de ETA destruyó el estacionamiento de una de las terminales del aeropuerto de Madrid el 30 de diciembre, matando a dos inmigrantes ecuatorianos. Tras ese ataque, la banda armada dijo que el cese del fuego aún estaba en efecto, pero el gobierno anunció que terminaba su participación en el proceso de paz.

ETA ha matado a 800 personas en su campaña para establecer un estado vasco independiente en partes del noreste de España y el suroeste de Francia.

El viernes, el presidente de la región vasca semiautónoma convocó a un referéndum.

Juan José Ibarretxe, un nacionalista moderado, manifestó que la consulta popular -que no será vinculante- explorará dos temas: el rechazo a la violencia de ETA y el derecho de la población vasca de elegir su propio futuro. El referéndum será el 25 de octubre del 2008.

Ahora ve
No te pierdas