Una página de Internet, sólo para espías

La comunidad de inteligencia estadounidense busca que los agentes secretos "compartan informaci el proyecto de 5 mdd se lanzará en diciembre, y tendrá blogs, bancos de datos y bibliotecas en
La inversión para el nuevo sitio será de 5 mdd (Dreamstime).

El mundo del espionaje tendrá su propia red de contactos en la Internet. Siguiendo el ejemplo de cibersitios populares entre los jóvenes como Facebook y MySpace, la comunidad de inteligencia estadounidense abrirá su propio espacio para estimular a los agentes de las distintas agencias a compartir información.

En diciembre se lanzará la primera red para espías. El restringido ''A-Space'' irá creciendo para incluir blogs, bancos de datos, bibliotecas de informes, procesamiento de datos en colaboración y otras herramientas para ayudar a los analistas a intercambiar, actualizar y editar información.

El proyecto sigue los pasos de Intellipedia, un cibersitio de un año modelado según la popular enciclopedia popular Wikipedia. Intellipedia ha cobrado impulso entre las agencias de inteligencia y ya incluye unos 30,000 artículos, a los que se van agregando unas 4,800 ediciones en cada jornada laboral.

Aunque A-Space se construirá con programas de computación disponibles al público, los organizadores se apresuran a asegurar que no presentarán ningún problema de seguridad debido a que todos los datos delicados serán resguardados por una serie de sistemas secretos que están desarrollando ellos mismos.

Los esfuerzos por establecer la red social, conducidos por el despacho del director de inteligencia nacional, tienen lugar en momentos en que la comunidad de inteligencia estadounidense es nuevamente blanco de críticas por una falta de cooperación y comunicación, algo que según un nuevo informe interno de la CIA contribuyó a la falla de información antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Aparte de ser capaces de compartir documentos, los expertos que están en el mismo campo de actividad pero que trabajan para distintas agencias pueden tomar contacto entre sí e intercambiar ideas e información directamente. Los expertos dicen que los procedimientos actuales para compartir información son tan engorrosos que dicha comunicación es ahora imposible.

''Es sencillamente un modo mejor de construir y agrandar esa red para producir mejores análisis'', dijo Robert Cardillo, subdirector de análisis para la Agencia de Inteligencia para la Defensa.

Los organizadores admiten que podría ser difícil borrar los hábitos establecidos de secreto territorial y evitar rencillas entre las 16 agencias de inteligencia de la nación, que a veces reclaman crédito por sus propios descubrimientos.

Pero también esperan que el influjo de agentes nuevos -la mitad de los analistas de inteligencia empleados por el gobierno estadounidense trabaja desde hace menos de cinco años- contribuirá a zanjar viejas disputas y acoger las herramientas de la Red ya en uso generalizado.

''Es un modo de construir la red social para todos los analistas'', dijo Mike Wertheimer, subdirector asistente de inteligencia nacional para transformación analítica y tecnología, que encabeza la iniciativa. ''Ponemos más ojos en más problemas''.

El desarrollo del proyecto de 5 millones de dólares comenzó en junio, y una versión piloto estará disponible en diciembre, a la que se irán añadiendo funciones a lo largo del año próximo. En definitiva el sistema podría crecer hasta incluir una red no secreta para uso de las agencias policiales estatales y locales e incluso algunas agencias extranjeras.

La información clasificada sólo estará disponible a individuos con la autorización correspondiente, y los responsables del cibersitio tomarán los recaudos para evitar intrusiones.

Por ejemplo, A-Space estará diseñada para detectar si un experto en las fuerzas militares del sudeste del Asia hace investigaciones no autorizadas sobre los cárteles de las drogas latinoamericanos.

''Esperamos que la gente nos dé el beneficio de la duda'', dijo Wertheimer.

Espías escépticos

Pero tres meses antes del lanzamiento de A-Space, cunde el escepticismo.

Richard Russell, ex analista de la CIA que enseña en la Universidad Nacional de la Defensa, dice que el gobierno necesita mejores análisis y espionaje humano, y no herramientas extravagantes.''Se puede tener una gran infraestructura tecnológica para manejar información, pero si uno la alimenta con basura, el resultado será más basura'', enfatizó.

Otros dijeron que la iniciativa es un paso gigantesco para las agencias que se ven en figurillas para compartir información mediante canales burocráticos y obstáculos engorrosos.

''Un cibersitio que esté abierto a todas las 16 agencias de inteligencia, que les permita dialogar más libremente, me parece una gran idea y podría ayudarles a superar algunos de estos inconvenientes'', opinó Donald Daniel, profesor de estudios sobre seguridad en la Universidad de Georgetown. ''Pero puede ser tanto un éxito como un fracaso''.

Los expertos dicen que el servicio sólo será tan efectivo como quien lo use. Y como muchos trabajadores de mayor edad están intrigados por el uso obsesivo que hacen sus colegas más jóvenes de Facebook y otras páginas similares, su uso podría tomar tiempo.

Mark Lowenthal, presidente de la Academia The Intelligence & Security, y ex director asistente de inteligencia para análisis y producción, admite estar desconcertado por las páginas de contacto social, y no está seguro de que A-Space sea la solución definitiva para los problemas de las agencias.

Pero cree que el proyecto tiene su mérito, especialmente a medida que se retira la generación de posguerra y es reemplazada por analistas más jóvenes.

''Por cierto, no siempre nos comportamos como una comunidad, y por eso todo lo que se pueda hacer para impulsarlo es algo positivo'', afirmó. ''Queremos mejorar. Todos los que han lidiado con la adaptación de la tecnología a la comunidad de inteligencia te dirán que la comunidad no ha sido brillante para ponerse al día''.

Ahora ve
No te pierdas