Bush busca la paz en Israel

El presidente estadounidense lanzó una campaña para lograr un acuerdo entre israelíes y palesti Ehud Olmert y Mahmoud Abbas acordaron iniciar negociaciones sobre los temas más complejos.
JERUSALÉN (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llega el miércoles a Israel para impulsar los esfuerzos por lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos antes de que deje su cargo dentro de un año.

Bush realizará su primera visita presidencial a Israel y a la Cisjordania ocupada para intentar mantener el avance de las negociaciones entre las partes creadas en la conferencia de paz en Annapolis, Estados Unidos, en noviembre.

Las posibilidades de que se complete un acuerdo para establecer un estado palestino antes de que Bush deje su cargo en enero del 2009 parecen escasas, además no se esperan grandes avances durante los tres días de negociaciones que sostendrá con los líderes palestino e israelí.

El miércoles, Bush se reunirá con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en Jerusalén y pasará gran parte del jueves en las ciudades cisjordanas de Ramallah y Belén, donde se reunirá con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Olmert y Abbas acordaron el martes iniciar las negociaciones de paz sobre los temas más complejos, pese a las grandes diferencias sobre la construcción de asentamientos judíos cerca de Jerusalén.

Ellos autorizaron las negociaciones en todos los temas sobre estatuto final, desde la creación de fronteras estatal hasta decidir el destino de Jerusalén y los refugiados palestinos, dijeron funcionarios israelíes y palestinos.

Ningún bando entregó una fecha de inicio de las negociaciones, pero el negociador palestino Saeb Erekat dijo que comenzarían "inmediatamente".

Las primeras negociaciones sobre el estatuto final en siete años debían comenzar poco después de la conferencia de Annapolis, pero los palestinos exigieron que antes Israel se comprometiera a cesar todas las actividades de expansión de asentamientos.

Las negociaciones sobre estatuto final se realizarán en gran parte en secreto entre la ministra del Interior israelí, Tzipi Livni, y el ex primer ministro palestino Ahmed Qurie, dijeron funcionarios.

En una señal de lo difícil que será avanzar, el ministro del Interior palestino, Abdel-Razak al-Yahya, acusó a Israel de interferir en sus esfuerzos por mantener el orden en Cisjordania, señalando que el estado hebreo quiere el caos en el lugar como excusa para no progresar en el camino político.

Olmert, debilitado por la guerra en el Líbano del 2006, podría enfrentar nuevos llamados a que renuncie a fines de mes, cuando una comisión de investigación emita su reporte final sobre el conflicto.

Su Gobierno de coalición ya se encuentra bajo tensión debido a las negociaciones de paz.

Aunque Bush ha dicho que la expansión de los asentamientos es un "impedimento", persisten las dudas sobre cuanta presión está dispuesto a poner sobre Israel, un aliado clave, para que ceda en favor de un acuerdo.

Durante una visita a la región que incluirá a varios países árabes, Bush espera reunir apoyo para ayudar a contener a Irán, rival de Estados Unidos, una meta que cobró importancia tras la confrontación entre naves iraníes y estadounidenses en el Estrecho de Ormuz durante el fin de semana.

Bush dijo el martes que Irán cometió un "acto provocativo" en el Estrecho de Ormuz cuando botes de alta velocidad iraníes se acercaron a tres buques del Ejército de Estados Unidos y realizaron amenazas.

 

Ahora ve
No te pierdas