Prueban ADN de suicida pakistaní

Investigadores examinan los restos del supuesto militante de Lahore que mató a 19 policías; el ataque fue el primer atentado suicida en más de dos años y esto podría extenderse aun más.
Se encontró la cabeza y piernas del posible atacante pero es
LAHORE, Pakistán (CNN) -

Investigadores pakistaníes examinaban el viernes los restos de un supuesto militante suicida, buscando identificar al hombre que protagonizó un ataque contra la policía en la víspera y causó la muerte de 19 personas.

El hombre caminó hasta la policía, fuera de la Corte Suprema de la ciudad de Lahore, y activó los explosivos. La policía dijo inicialmente que habían muerto 22 personas, pero el jefe policial Malik Mohammad Iqbal dijo que la cifra revisada era de 19, de los cuales 16 eran policías.

El ataque fue el más reciente de una oleada de violencia en la que murieron cientos de personas en los últimos meses, incluido el asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto en un ataque con armas y bomba el 27 de diciembre.

La explosión del jueves renovó el temor a la inseguridad semanas antes de las elecciones del 18 de febrero, que podrían debilitar el poder del presidente Pervez Musharraf. Las elecciones completarán la transición a un Gobierno civil en Pakistán, aliado estadounidense con potencial nuclear.

"Hemos encontrado la cabeza y las piernas del militante pero están en muy malas condiciones porque usó explosivos muy potentes," dijo el jefe policial de Lahore, Iqbal.

"Estamos intentando establecer su identidad. Hemos enviado sus extremidades para realizar pruebas de ADN," añadió.

El ataque fue el primer atentado suicida en Lahore en más de dos años y alimenta el temor de que los militantes estén expandiendo su campaña fuera del noroeste, donde han combatido con el Ejército en áreas contiguas a la frontera con Afganistán.

Lahore es el principal centro político de Pakistán y la capital de su provincia más rica y poblada.

Accionistas cautelosos

Un funcionario de seguridad dijo que se sospechaba que el atacante era miembro de un grupo militante, pero las autoridades no se lanzaron a sacar conclusiones sobre a cuál de ellos pertenecía.

El Gobierno acusa a militantes ligados a Al Qaeda de querer desestabilizar el país y de ser los responsables de la reciente oleada de ataques, incluido el asesinato de Bhutto.

"Es muy pronto para decir quién estuvo involucrado, pero seguro es parte de la misma oleada de bombardeos suicidas," dijo el portavoz del Ministerio del Interior Javed Iqbal Cheema.

En las elecciones del mes que viene se elegirá la Cámara baja del Parlamento, de donde saldrán un primer ministro y un Gobierno y asambleas para cuatro provincias del país. Iban a realizarse originalmente el 8 de enero, pero se pospusieron por el asesinato de Bhutto.

Ahora ve
No te pierdas