Bill Clinton roba cámara a precandidatos

El ex presidente emprende una estrategia para minimizar sus críticas hacia Barack Obama; asegura que el precandidato demócrata derrotará a su esposa en las elecciones de Carolina del S
Bill Clinton acapara los reflectores en las precampañas demó
DILLON, Carolina del Sur (AP) -

Aunque no figura en la boleta electoral, Bill Clinton parece dominar la campaña presidencial en Carolina del Sur, fustigando a Barack Obama, peleando con periodistas y vaticinando que la gente votará según su género o raza.

El ex presidente sugirió que su esposa, la senadora y precandidata demócrata Hillary Rodham Clinton, podría perder las internas partidarias del sábado porque muchos electores negros respaldarían a Obama.

El inusual comentario sobre lo que podría suceder en este estado, estuvo acorde a la estrategia de los Clinton: presentar a Obama como un claro favorito, reduciendo así las posibles críticas.

Votar según el género o raza ''es comprensible, porque la gente está orgullosa de que alguien con el que se identifican pueda surgir por primera vez'', manifestó el ex presidente el miércoles mientras apoyaba la campaña de su esposa en Charleston.

Sus declaraciones y un entredicho posterior con un periodista tuvieron lugar el día que Obama siguió poniendo en duda la franqueza y honradez de Hillary Clinton. Dijo que su principal rival tenía un doble discurso en temas como el de las leyes de quiebra, y el comercio, entre otros.

El ambiente se recargó aún más después que la campaña de Clinton difundió un aviso radial en Carolina del Sur sugiriendo que Obama aprobaba las ideas republicanas.

Obama le respondió con su propio aviso publicitario radial, diciendo: ''Hillary Clinton es capaz de decir cualquier cosa para ser elegida''.

Los políticos ''no siempre dicen lo que piensan, o piensan lo que dicen'', manifestó el senador de Illinois ante unas 900 personas en la Universidad de Winthrop, en Rock Hill, el miércoles. ''De esto se trata este debate en este partido''.

En cada una de las tres paradas que realizó el miércoles, Obama se burló de Clinton por decir que votó a favor de un proyecto de ley de bancarrota en el 2001, pero estaba feliz de que no se hubiese convertido en ley.

''La senadora Clinton expresó: 'Bueno, voté a favor (del proyecto de ley), pero esperaba que la iniciativa muriera''', sostuvo.

Bill Clinton expresó que Obama y los medios habían incrementado las tensiones raciales en respuesta a algunas críticas demócratas por las estrategias del matrimonio Clinton.

''Nunca escuché una sola queja pública cuando el señor Obama dijo que Hillary no era sincera'', manifestó.

Ahora ve
No te pierdas