Fallece ex presidente indonesio Suharto

El ex dictador de Indonesia tenía 86 años, sufría del corazón y tuvo una falla multiorgánica; el ex mandatario había sido acusado de corrupción y abusos de derechos humanos.
El ex mandatario murió a los 86 años de falloa multiorgánica  (Foto: )
YAKARTA -

El ex presidente de Indonesia Suharto, quien gobernó el país con puño de hierro durante 32 años, ha muerto, dijo el domingo un funcionario de alto rango de la policía a periodistas en el hospital donde el ex mandatario estaba siendo tratado.

"El segundo presidente de Indonesia Haji Muhammad Suharto ha fallecido cerca de las 13:10 (hora local, 06:10 GMT)", dijo a periodistas el mayor Dicky Sondani.

Suharto tenía 86 años e inicialmente se encontraba en estado crítico en un hospital de Yakarta desde el 4 de enero debido a problemas al corazón, pulmones y riñones. Sus doctores dijeron que sufrió una falla multiorgánica y que entró en coma el domingo.

"En nombre de la nación, el pueblo y el Gobierno, y en el mío propio, envío mis condolencias," dijo el presidente Susilo Bambang Yudyohono.

"Invito a todos los indonesios a rezar para que las buenas tareas y la dedicación a la nación del fallecido sean aceptados por Allah todopoderoso. Ya su familia que ha quedado atrás, que Allah les dé fuerza para enfrentarse a esta prueba. El señor Suharto hizo un gran servicio a la nación," agregó.

Los indonesios debatieron sobre el legado del considerado padre de la nación, al que muchos acusan de corrupción y abusos de los derechos humanos, y discutieron si se debería seguir adelante con una demanda u otro tipo de procedimientos legales en su contra.

"Por el bien de ser humano, deberíamos perdonarle. Basándose en la religión, sus crímenes y sus obras estarán sometidas sólo al juicio de Dios. Los vivos no pueden hacer nada," dijo a la prensa en el exterior de la casa de Suharto Amida, un miembro del Consejo Indonesio de Ulemas, un grupo de clérigos islámicos.

Suharto llegó al poder después de un golpe fallido el 30 de septiembre de 1965, del que se culpó oficialmente al Partido Comunista. Hasta 500,000 personas murieron en la purga anticomunista en los meses posteriores.

Durante las tres décadas siguientes, las Fuerzas Armadas cometieron numerosos abusos de los derechos humanos, matando a activistas estudiantiles, opositores al régimen y delincuentes en las provincias rebeldes de Aceh y Papúa.

En 1998 fue obligado a dimitir tras el estallido de la crisis financiera asiática que desató un caos económico y social.

Para cuando dejó el poder, había penetrado en casi todos los sectores de la economía del país con su familia y sus asociados.

Los críticos dicen que amasaron hasta 45,000 millones de dólares en pagos o acuerdos en los que su influencia política fue decisiva para lograr un contrato.

La familia niega haber cometido cualquier delito y Suharto siempre sostuvo que era inocente.

Ahora ve
No te pierdas