Berlusconi pide elecciones… ¡ya!

El ex primer ministro italiano busca un retorno después de la crisis política que vive el país; el alcalde de Roma criticó que unas elecciones en este momento significarían más inestabilidad.
Según las encuestas, berlusconi ganaría unas elecciones en e
ROMA (CNN) -

El líder de la oposición italiana Silvio Berlusconi pidió el martes elecciones inmediatas en una reunión con el presidente, buscando un retorno al poder tras la caída del Gobierno de centroizquierda la semana pasada.

Era difícil ver una salida al estancamiento político con Berlusconi buscando una votación ahora y la centroizquierda, incluyendo al presidente Giorgio Napolitano, que es un izquierdista, a favor de un Gobierno interino para reformar las leyes electorales antes de que Italia vote nuevamente.

"¿Cómo puedes pensar en poner en espera a un país que necesita un Gobierno real urgentemente, mientras buscamos algo sobre lo que no hay siquiera una posibilidad remota de encontrar un terreno común hoy en día?", dijo Berlusconi a periodistas luego de la reunión.

Pero el alcalde de Roma, Walter Veltroni, líder del Partido Democrático, que es el segundo más grande de Italia después de Forza Italia, de Berlusconi, dijo a Napolitano que las elecciones deberían realizarse en junio, o incluso en la primavera del 2009, luego de profundas reformas políticas y económicas.

"Elecciones ahora significan inestabilidad mañana", dijo Veltroni.

Napolitano se reunió con los líderes de los mayores partidos en el cuarto y último día de conversaciones de crisis. Tras un último encuentro podría pedirle a alguien como el presidente del Senado, Franco Marini, que intente formar un Gobierno interino, o podría decir que necesita más tiempo.

Caída de la confianza

La caída del Gobierno de Romano Prodi, desencadenada por la retirada de un pequeño partido que lo dejó sin su estrecha mayoría en el Senado, donde el jueves perdió un voto de confianza, se produjo en un momento delicado para la tercera economía de la zona euro.

Nuevos datos mostraron que la confianza empresarial italiana cayó a su nivel más bajo desde fines del 2005, cuando Berlusconi estaba en el poder y la economía estaba estancada, y un centro de estudios redujo su previsión de crecimiento para el 2008 del 1.4 al 0.9%.

Ya rezagada en el crecimiento en el boque de 15 naciones y portando la tercera deuda pública más grande del mundo, Italia está ingresando a un descenso global sin un Gobierno fuerte y creíble.

Peor aún, dicen analistas, si Berlusconi logra lo que quiere, Italia tendría comicios bajo las mismas reglas a las que se culpa por hacer ingobernables los 20 meses en el cargo de Prodi.

Ahora ve
No te pierdas