Italia pelea por gobierno interino

El presidente convocó al líder del Senado, Franco Marini, para que gobierne temporalmente; el legislador tendría que reformar las leyes electorales antes de las votaciones parlamentarias
ROMA (CNN) -

El presidente de Italia convocó el miércoles a su despacho al titular del Senado, Franco Marini, para pedirle que lidere un Gobierno interino y reforme las leyes electorales del país tras la renuncia del primer ministro Romano Prodi la semana pasada, dijo un asesor del mandatario.
 
El asesor Donato Marra indicó que el presidente Georgio Napolitano había pedido al político de centro izquierda que busque el apoyo para formar un gobierno temporal.
 
Se esperaba ampliamente que el presidente Giorgio Napolitano pidiera a Marini que busque un consenso entre partidos para un gobierno interino, con un mandato de reformar las leyes electorales antes de que Italia vote un nuevo Parlamento.
 
Estaba programado que Napolitano, un ex comunista, y Marini, con amplia atracción debido a su rol neutral de presidente del Senado, se reunieran a las 16:00 GMT.
 
Pero al aceptar, Marini tendrá dificultades en convencer al líder conservador de oposición, Silvio Berlusconi, para que abandone sus demandas de elecciones inmediatas.
 
"Nuestras leyes no incluyen la posibilidad de un Gobierno nacido exclusivamente para prepararse para elecciones," dijo el ex primer ministro Berlusconi, quien en el 2006 perdió el poder a manos de Prodi, pero que en las encuestas de opinión tiene un claro liderazgo por sobre la fragmentada centroizquierda.
 
Su rival en una elección sería Walter Veltroni, alcalde de Roma y secretario del partido Democrático fundado por Prodi el año pasado. Veltroni quiere primero una reforma electoral, que podría darle a su partido una posibilidad real de lucha ante Berlusconi.
 
El mundo financiero italiano, en el que la confianza está en su punto más bajo en dos años, le pidió a los políticos que trabajen juntos por la mejor solución, mientras que la Comisión Europea exhortó al próximo Gobierno a no deshacer el trabajo de Prodi para reducir el déficit presupuestario de Italia.
 
"Espero la continuación de estas políticas muy buenas, seguidas hasta ahora por Prodi y (su ministro de Economía Tommaso) Padoa-Schioppa," sostuvo el comisario de la UE para Asuntos Monetarios, Joaquín Almunia.
 
Asistido por una campaña contra la evasión fiscal, aparentemente el Gobierno de Prodi llevó el déficit presupuestario del 2007 por debajo del techo de la UE, por primera vez en cinco años. Los mercados temen que otro Gobierno de Berlusconi con gastos excesivos revierta el progreso en el déficit y la deuda pública, la más elevada de la Unión Europea.
 
Una nueva encuesta sugirió que si las coaliciones existentes se enfrentaran nuevamente, en una repetición de las elecciones del 2006, Berlusconi ganaría con el 54%, contra el 44.5%.

Ahora ve
No te pierdas