Mal clima amenaza a viajeros en China

Miles de personas se vieron afectadas por retrasos en la estación ferroviaria en Guangzhou; para millones ciudadanos estas fechas son las únicas para visitar a sus familias en todo el año
Miles de viajeros se vieron afectados por las bajas temperat  (Foto: )
GUANGZHOU, China (CNN) -

Decenas de miles de chinos, algunos con claras muestras de haber perdido la paciencia, abarrotaban el jueves una estación ferroviaria en Guangzhou, desesperados por ir a casa para unas vacaciones después de días de retraso por una gran nevada.

Los ánimos se calentaron mientras familias y trabajadores emigrantes colmaban la estación, dos días después de que les dijeran que tendrían que quedarse en la ciudad meridional para las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Para millones de personas, esta es la única oportunidad de ver a la familia en todo el año.

"¿Cómo esperan que lleguemos allí? ¿Qué planes se han dispuesto?," gritó Lai Lihua, un trabajador textil de la región de Guangxi, anexa a la provincia de Guangdong, a un policía.

El agente sólo atinaba a repetir que la gente debía esperar hasta que pudieran alcanzar los andenes y subir a los trenes. "Tengo menos información que ustedes," declaró.

La batalla de China contra el gélido clima invernal ha llevado a incrementar la propaganda oficial para intentar consolar a millones de helados, varados y desanimados ciudadanos, mientras más tormentas amenazaban muchas áreas.

La nieve, aguanieve y hielo que cubre gran parte del centro, este y sur de China ha provocado docenas de muertes, ha cortado la electricidad y obstaculizado el transporte ante las vacaciones, que empezarán el próximo miércoles.

A lo largo del día, miles de personas tuvieron la suerte de abordar las docenas de trenes que partieron de Guangzhou y se dirigieron al norte. Las autoridades de la estación organizaban las partidas ajetreadamente, y algunos dijeron que no tenían idea de cuántos trenes habían salido.

No obstante, por la noche, con las temperaturas estables por encima de 0, un extenso tramo de la carretera frente a la estación permanecía cubierta, con gente intentando ingresar a la terminal. La policía estableció cordones para evitar que más se unieran a una masa ya vasta y densa.

Mientras el Gobierno comunista trata de solucionar el caos de los transportes y enviar alimentos y carbón a las zonas más afectadas, ha lanzado una intensa campaña en los medios para garantizar a los ciudadanos que puede hacer frente a las dificultades y evitar que el desánimo se transforme en disturbios.

"Después de 30 años de reformas y apertura, hemos acumulado una fuerte base material y ya que estamos enérgicamente organizados, seremos totalmente capaces de vencer la actual adversidad", dijo el primer ministro Wen Jiabao a las autoridades en Guangzhou.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Liu Jianchao, se hizo eco de las palabras de Wen.

"Este desastre natural no tiene precedentes históricos, y también nos estamos encontrando con dificultades sin precedentes, pero creemos que bajo el liderazgo del Gobierno y con los esfuerzos comunes de la gente y la cooperación del Ejército Popular de Liberación (.) el trabajo de recuperación puede avanzar de manera efectiva y sin dificultades y pueda retomarse la vida habitual cuanto antes", aseguró.

Ahora ve
No te pierdas