Voto hispano, un desafío para Obama

25% del electorado del 'super martes' es hispano, los cuales apoyan en su mayoría a Hillary Cli analistas y encuestas han mostrado que los votantes latinos no apoyan al candidato afroamerican
Barack Obama perdió las primarias de Florida, donde el 12% e  (Foto: )
NUEVA YORK (CNN) -

La percepción de que los hispanos no votarán por Barack Obama porque es negro es un mito, aunque está detrás de Hillary Clinton entre los latinos porque durante mucho tiempo la ex primera dama ha cortejado sus votos mientras que Obama tardó en salir a buscarlos, dijeron expertos.

Grandes cantidades de votantes hispanos o latinos participarán de los comicios del "super martes", el 5 de febrero, en estados como California, Nueva York, Nueva Jersey, Arizona y Nuevo México, donde las encuestas de opinión pública ponen a Clinton a la cabeza de la contienda por la nominación presidencial demócrata.

En total, los demócratas votan en 22 estados en el día más importante para elegir a los principales candidatos presidenciales, que se enfrentarán en la elección general del 4 de noviembre.

Los latinos podrían conformar el 25% del electorado en la primaria demócrata en California. Hay menos votantes hispanos en otros estados, pero los suficientes como para mover la balanza en una carrera ajustada, si se acercan a votar.

En la primera contienda de nominación con gran cantidad de votantes latinos, el "caucus" de Nevada, el 19 de enero, Clinton ganó el 64% de sus votos, en comparación con el 26% para Obama, según un sondeo a boca de urna de MSNBC.

"Simplemente es equivocado mirar la votación de Nevada y decir que es una votación anti-Obama o anti-negro," dijo Matt Barreto, politólogo de la University of Washington. Citó un reconocimiento superior del nombre de Clinton, y la profunda popularidad de Bill Clinton de sus épocas como presidente, cuando designó a cientos de latinos para cargos federales.

Clinton, quien de ganar la elección sería la primera mujer presidente de Estados Unidos, también venció la primaria en Florida, donde un 12% de los votantes demócratas fueron hispanos, quienes le dieron su voto por un margen de 2 a 1 sobre Obama. Pero los precandidatos no llevaron sus campañas allí debido a una disputa partidaria.

Los analistas políticos prevén que Clinton ganará el voto hispano, pero dicen que Obama podría obtener algunos de los estados si reduce su ventaja con los latinos.

El consultor de Clinton, Sergio Bendixen, avivó la controversia cuando le dijo a la revista The New Yorker que "el votante hispano, y quiero decir esto muy cuidadosamente, no muestra demasiada voluntad o afinidad para apoyar a candidatos negros".

Barreto y otros que estudian las tendencias de votación de los latinos dicen que Bendixen se equivocó, citando numerosos ejemplos recientes de candidatos negros que ganaron mayorías abrumadoras de votantes latinos en importantes contiendas estatales o municipales.

"La sugerencia de una polarización electoral negro-latina está demasiado exagerada", sugirió Rodolfo de la Garza, politólogo de Columbia University, de Nueva York.

Ahora ve
No te pierdas