Economía inspira Fashion Week NY

La crisis financiera de EU fue la fuente de inspiración para los diseñadores de esta pasarela; las turbulencias económicas fueron la excusa para aumentar el exceso de lujo y extravagancia.
La crisis alcanzó a los diseñadores, pues además de reducir
NUEVA YORK (CNN) -

La crisis financiera que azota a Estados Unidos llegó a las pasarelas  de la mano de la Semana de la Moda de Nueva York, y su impacto fue sorprendente.

Ciertamente, se concretarán menos negocios de lo habitual y algunos diseños pasarán inadvertidos, dijeron expertos de la industria.

Pero al mismo tiempo, algunos diseñadores aprovecuharon las turbulencias económicas como una excusa para aumentar los excesos de la moda.

"Lo maravilloso de la moda es que siempre hará lo opuesto a lo que uno piensa", dijo James Aguiar, uno de los presentadores de "Moda Frontal", un programa de televisión que cubre desfiles de moda.

Justo cuando se piensa que las cosas debieran ser más conservadoras, la probabilidad es que se vean muestras más extremas y lujosas en la pasarela, agregó Aguiar.

"La gente estará más desesperada de lo que creen por obtener la atención de cosas que piensan generará negocios", dijo David Wolfe, director creativo de Doneger Group, y quien también espera un espectáculo más teatral.

Pero mientras las dramatizaciones aumentan sobre las pasarelas, habrá una gran diferencia entre lo que los diseñadores muestran y lo que realmente terminan vendiendo durante la semana.

Los consumidores estadounidenses redujeron sus gastos en los últimos meses ante una caída en el mercado inmobiliario. Las ventas de las tiendas minoristas durante la temporada navideña fueron las peores en cinco años, e incluso afectaron a algunas cadenas de lujo tales como Saks Inc, Tiffany & Co, Coach Inc  y Richemont.

La diseñadora Rebecca Taylor, cuyas creaciones para la mujer son altamente vendidas en tiendas estadounidenses como Bergdorf Goodman, Saks y Bloomingdale's, cree que en la temporada de otoño 2008 algunos minoristas tomarán menos riesgos por la crisis del año pasado.

"A medida que se reduce el tráfico dentro de las tiendas por departamentos, los compradores están realmente buscando obtener beneficios" señaló Taylor.

Sin embargo, sus propias órdenes se triplicaron el año pasado y espera generar 5 millones de dólares en ventas entre su próximo desfile de modas y un espectáculo que presentará el próximo fin de semana.

Pero además de reducir los pedidos en algunos casos, la economía también está influyendo en los diseños.

"Tal vez estoy siendo más frugal, un poco más conservador", sostuvo Arthur Mendonca, un diseñador que debutará en la Semana de la Moda de Nueva York. "En lugar de minifaldas, mostraré más vestuario a la altura de la rodilla para que sean más accesibles para el consumidor", sostuvo.

Ahora ve
No te pierdas