El frío pone a China en una crisis

Las malas condiciones meteorológicas provocan una crisis humanitaria en el gigante asiático; las reservas de alimentos y combustible escaseaban en varias ciudades paralizadas por la nieve.
Prevén que las malas condiciones continúen en China. (AP)  (Foto: )
GUANGZHOU, China (CNN) -

Millones de chinos se enfrentaban el viernes a una crisis humanitaria, a medida que las reservas de alimentos y combustible mermaban y se preveía que seguirían las malas condiciones meteorológicas en un país ya paralizado por nevadas históricas.

Más de 160 condados y ciudades del centro de China sufrían cortes de energía y agua, dijo la agencia de noticias Xinhua, incluida Chenzhou, en la provincia de Hunan, una ciudad de 4 millones de habitantes que lleva sin luz ni agua más de una semana.

"Es como si hubiéramos experimentado un ataque aéreo o perdido una batalla", dijo el trabajador de un hotel de la ciudad por teléfono. "Es un embrollo total. Tenemos hambre y frío", añadió.

Unos 250,000 soldados fueron movilizados el viernes para realizar tareas de asistencia, dijo Xinhua, mientras millones de personas afrontan un frío y sombrío comienzo de la semana en la que se celebra el Año Nuevo chino.

Las zonas afectadas del sur y el centro de China sufren el peor invierno que se recuerde en 50 años y al menos 60 personas murieron en accidentes relacionados con el clima.

Los mineros trabajan a destajo y se da prioridad a que el carbón se transporte con rapidez por tren, mientras Pekín lucha contra la peor crisis energética de la historia.

"El hielo sobre los cables de la luz es tan denso que es imposible que los cables soporten el peso y se han caído torres energéticas", dijo Zhu Hongren, funcionario de la Comisión Nacional para la Reforma y Desarrollo (CNRD), en una conferencia de prensa.

Escasez de alimentos

La televisión estatal dijo que las reservas energéticas de Chenzhou sólo durarán siete días y que había arroz únicamente para cinco días más.

El aceite de cocina y los vegetales también escaseaban, mientras los precios crecían. Los habitantes dependen de motores para obtener agua potable racionada, añadió.

En la provincia de Guizhou, una de las más afectadas, los precios de la gasolina y las velas se han cuadriplicado, mientras el país afronta la inflación más elevada en más de una década.

El CNRD emitió una nota instando a las oficinas regionales a intentar controlar los precios y el Ministerio de Comunicaciones dijo que los camiones que transportaban productos agrícolas estarían exentos de pagar los peajes.

Mientras tanto, seis millones de pasajeros han quedado varados en trenes o estaciones ferroviarias en la última semana.

El viernes, los servicios de tren volvían a operar y se restauró el enlace clave Pekín-Guangzhou. El número de personas que esperaba en la estación de Guangzhou se había recortado a la mitad desde los 800,000, pero aún hay centenares de miles de personas afectadas por los retrasos.

Para millones de trabajadores migrantes chinos, las vacaciones del Año Nuevo Lunar son la única oportunidad de ver a la familia en todo el año.

Con las líneas de transporte afectadas, la Administración Estatal de Alimentos y Fármacos dijo que estaba tratando de impedir la escasez y advirtió de posibles riesgos para la salud, como las infecciones intestinales.

Ahora ve
No te pierdas