Condoleezza pide más tropas a la OTAN

EU y Gran Bretaña pidieron a los aliados europeos que contribuyan con más soldados en Afganistá la secretaria de EU se reunió con el ministro británico, Miliband, en Kabul y Kandahar.
Condoleezza Rice pidió hacer frente a la contrainsurgencia.  (Foto: )
KANDAHAR, Afganistán (CNN) -

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, y el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband, arribaron el jueves a Kabul en una muestra simbólica de unidad, presionando a los reticentes aliados de la OTAN para que compartan la carga del combate.

"Francamente, espero que haya más contribuciones de tropas, y es necesario que haya más fuerzas afganas", dijo Rice a periodistas que la acompañaban en el vuelo desde Londres.

Rice, hablando con la reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Lituania como telón de fondo, dijo que los miembros de la alianza deben "unirse para dar suficiente poder militar para hacer lo que se necesita hacer en el frente final de la contrainsurgencia".

Tras viajar a la capital afgana, Kabul, Rice y Miliband se trasladaron en un avión militar estadounidense a una extendida base en la ciudad sureña de Kandahar, lugar de nacimiento de los talibanes y la principal ciudad en la región más inestable de Afganistán.

"Kandahar no tiene un estatus icónico en la historia y posición de Afganistán", explicó Miliband. "Espero que podamos transmitir un mensaje en lo que es realmente una nueva estrategia, una nueva fase en términos de la contrainsurgencia".

Rice y Miliband se reunieron con comandantes de la OTAN en la línea del frente de la lucha contra los talibanes, y luego hablaron a las tropas. La funcionaria estadounidense dio un entusiasta discurso elogiando el sacrificio de los soldados.

"Esta es una lucha que transformará la historia", dijo.

Estados Unidos y Gran Bretaña instan a otros miembros de la OTAN a involucrarse más en el frente de combate en Afganistán, particularmente en el sur, donde la insurgencia talibán es más intensa.

Algunos países de la OTAN se han molestado con las críticas públicas formuladas desde Washington, por las negativas de algunos miembros de la alianza militar a desplegar sus fuerzas en el peligroso sur afgano para combatir a la insurgencia talibán.

Alemania, por ejemplo, de acuerdo al mandato de su Parlamento sólo puede enviar 3,500 soldados al menos peligroso norte afgano como parte de una misión de la OTAN que totaliza 42,000 efectivos.

Eso significa que la mayor parte de los combates en el sur son responsabilidad de las fuerzas de Canadá, Gran Bretaña y Estados Unidos. Estas naciones quieren que los demás miembros contribuyan con más tropas.

Ahora ve
No te pierdas