Descartan pronta beatificación de JP II

El Vaticano rechazó anticipar el honor para Karol Wojtyla hasta que cumpla cinco años de su mue Benedicto XVI encabezará una misa el 2 de abril para recordar al Papa polaco.
El Vaticano consagrará a Juan Pablo II con 'el honor a los a  (Foto: )
CIUDAD DEL VATICANO (Notimex) -

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, José Saraiva Martins, descartó hoy la posibilidad de una beatificación rápida o de un proceso acelerado del siervo de Dios Juan Pablo II.
 
En declaraciones a la prensa rechazó la posibilidad de que Benedicto XVI tenga preparado una "beatificación sorpresa" para el 2 de abril próximo, cuando se cumplan tres años de la muerte del Papa y cuando encabece una misa en su recuerdo.
 
"Benedicto XVI concedió ya la dispensa para que el proceso de canonización de Juan Pablo II pudiese iniciar con anticipación respecto a la norma canónica que exige esperar cinco años de la muerte", indicó el purpurado.
 
Aclaró que esto no significa que haya autorizado otras derogaciones al procedimiento por lo cual el camino "al honor de los altares" de Karol Wojtyla debe mantener su recorrido regular.
 
Reconoció que existe "gran expectativa" en la Iglesia y en el exterior por la importancia de la figura pero que la intención del actual líder máximo de los católicos es que este caso "recorra el itinerario normal de cualquier siervo de Dios".
 
En sus declaraciones el purpurado habló de otra causa de beatificación que espera avanzar, la del obispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado en marzo de 1980 mientras celebraba misa presumiblemente por sicarios del gobierno.
 
Al respecto Saraiva Martins explicó que el caso mantiene su curso, que se están estudiando los detalles de su figura, sus escritos y homilías por lo cual consideró que el mismo "entra dentro de la normalidad".
 
Agregó que, en casos como el de Romero, es necesario tener una "certeza absoluta" que el martirio se dio por verdadero "odium fidei" (odio a la fe) y no porque la persona fuese considerada como un simple enemigo político del régimen.
 
"Cuando no aparece claro el motivo del asesinato, fuera de toda duda, entonces debe investigarse para aclarar los puntos hasta el final", añadió.
 
El caso de Romero es controvertido porque durante la década de los 70 fue un ferviente defensor de los pobres y denunció abiertamente las violaciones a los derechos humanos de parte del gobierno, con lo cual se convirtió en una figura de la oposición al régimen.
 
En sus homilías y escritos se identificaron muchos elementos vinculados con la llamada "teología de la liberación", alternativa política práctica posteriormente rechazada por El Vaticano por vincular ideologías socialistas con la Iglesia Católica.

Ahora ve
No te pierdas