Sin ser presidente, Fidel gobernará Cuba

Aun con su renuncia, es primer secretario del Partido Comunista, el puesto más poderoso de Cuba está por verse si podría vetar reformas que se aparten de su visión de la sociedad socialista.
Fidel seguirá tomando decisiones en un segundo plano sobre C
LA HABANA (CNN) -

Aunque el convaleciente Fidel Castro deje el domingo la presidencia de Cuba después de 49 años, retendrá su influencia sobre todos los aspectos de la vida de la isla como líder del Partido Comunista.

Todo indica que su hermano Raúl será confirmado como nuevo jefe de Estado, pero Fidel, el ícono revolucionario que resistió los esfuerzos de 10 presidentes estadounidenses por derrocarlo, seguirá por ahora como primer secretario del gobernante Partido Comunista.

Según la Constitución cubana, la suya es la posición más poderosa en la isla caribeña de 11 millones de habitantes.

"El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado", dice uno de los primeros artículos de la Constitución de 1976. Ningún otro partido está permitido.

En la práctica, está por verse si Castro, de 81 años y frágil de salud, está suficientemente bien para ejercer el poder de su puesto, que podría vetar reformas que se aparten de su visión de la sociedad socialista.

"Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer", dijo el martes en su mensaje de renuncia.

Militantes comunistas creen que Castro entregará su último cargo en los próximos 12 meses, cuando el Partido Comunista debe realizar un congreso para elegir nuevas autoridades, completando la transferencia formal del poder a sus sucesores.

Pero incluso, después, continuará siendo influyente en el rol de veterano estadista, escribiendo ensayos desde un segundo plano.

"Como Raúl ha prometido implementar todos los cambios bajo la bandera del Partido Comunista, la continuidad de Fidel al frente de esa fuerza podría tener un impacto decisivo en la forma y la naturaleza de las futuras reformas", opinó Dan Erikson, un experto en Cuba del centro de estudios Inter-American Dialogue en Washington.

Control en la cima

Castro ha sido el primer secretario del Partido Comunista y su hermano Raúl el segundo desde su fundación en 1965.

Ambos presiden el poderoso Buró Político del Comité Central que fija la línea de acción y el Secretariado que la ejecuta.

Fuentes del Partido Comunista dicen que Raúl ya había asumido aún más responsabilidades, incluso antes de que Fidel enfermara y le transfiriera provisionalmente el poder en julio del 2006 tras una operación intestinal de la cual no se recuperó totalmente.

El actual papel de Fidel Castro en las decisiones del Partido es imposible de medir debido al secretismo que rodea la actividad del Buró Político, pero al parecer se le consultan las grandes decisiones.

Los 820,000 miembros del Partido Comunista son activos en células en los lugares de trabajo y los barrios, además de en comités municipales y provinciales.

La vasta mayoría de las familias cubanas tiene al menos un integrante en el Partido o en la Unión de Jóvenes Comunistas.

Casi la totalidad de los miembros del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias son militantes del Partido Comunista y responden primero a la organización.

Las organizaciones comunistas operan en fábricas, oficinas y vecindarios como correa de transmisión de las políticas trazadas por el Partido. Discuten y promueven el pensamiento de sus líderes, en particular Fidel Castro.

Ahora ve
No te pierdas