Pekín niega manipulación ecológica

La sede de los juegos olímpicos rechazó manipular información sobre la calidad del aire; la contaminación es un problema que enfrenta la capital china de cara a las olimpiadas.
PEKÍN (CNN) -

Pekín, bajo presión para tranquilizar a los atletas que llegarán a las Olimpiadas de agosto, negó haber manipulado información sobre contaminación y dijo que tuvo el aire más limpio en años durante enero y febrero.

El mes pasado, un editorial en el Wall Street Journal dijo que las autoridades de Pekín habían cerrado tres estaciones de control en el centro de la ciudad y abierto dos más en otras áreas menos contaminadas, para de esa manera disminuir los niveles promedio de polución certificados.

"Este fenómeno no existe", aseguró en una conferencia de prensa Du Shaozhong, portavoz del Departamento de Protección Ambiental de Pekín.

"Es un malentendido. Revisamos esos reportes y pensamos que son injustos", agregó.

Du también dijo que Pekín estaba constantemente mejorando las técnicas de recolección de datos sobre la calidad del aire y un análisis detallado de los resultados de cada estación estaba disponible en el sitio de internet del departamento (www.bjepb.gov.cn/air2008).

La contaminación sigue siendo uno de los mayores problemas que enfrenta la capital china de cara a los Juegos, que tendrán lugar del 8 al 24 de agosto, a pesar de que el país invirtió unos 120,000 millones de yuanes (16,800 millones de dólares) desde la última década en mejoras ambientales.

Algunos atletas expresaron su preocupación acerca de la calidad del aire en Pekín, y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, dijo el año pasado que los eventos de resistencia podrían ser reprogramados si el aire estaba demasiado contaminado.

Du, quien presentó la decimocuarta fase de las medidas de control de la polución del aire de Pekín, aseguró que se había logrado un gran progreso en limpiar el cielo de una de las ciudades más contaminadas del mundo.

"Debo decirles que un hecho muy importante es que la calidad del aire en enero y febrero de este año mostró grandes y obvias mejoras respecto de los años anteriores", expresó.

Además, el portavoz dijo que la implementación de la nueva fase reduciría la emisión de 50,000 toneladas de partículas inhalables, dióxido sulfúrico, óxido nitrógeno, orgánico volátil y monóxido de carbono.

Otras medidas específicas de contingencia para asegurar el cielo limpio durante las Olimpiadas y los Paralímpicos de septiembre, incluyendo controles de tránsito, serán anunciadas más adelante, explicó Du.

Ahora ve
No te pierdas