Colombia pide ayuda a Interpol con FARC

El país solicitó apoyo para descrifrar la información de cuatro computadoras confiscadas; los datos podrían evidenciar un nexo entre los gobiernos de Ecuador y Venezuela con la guerril
BOGOTÁ (AP) -

Colombia solicitó el jueves a la Interpol apoyo para descifrar la información contenida en cuatro computadores confiscados a un líder guerrillero muerto en un bombardeo y que al parecer evidencian nexos de los gobiernos de Venezuela y Ecuador con las FARC.

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) -la Central de Inteligencia- anunció que el apoyo es necesario para realizar una valoración técnica a los computadores y a varias USB que contienen información sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El Departamento Administrativo de Seguridad recibió respuesta oficial del señor Ronald K. Noble, Secretario General de Interpol, del envío de un equipo de expertos australianos, coreanos y de Singapur, quienes llegarán al país la próxima semana," dijo un comunicado oficial.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe informó que en los computadores del jefe de las FARC Raúl Reyes fue encontrada información que supuestamente evidencia el apoyo y los contactos de los gobiernos de Ecuador y Venezuela con esa guerrilla, considerada por Estados Unidos y la Unión Europea como una organización terrorista.

La acusación de Colombia se produjo en medio de la crisis diplomática que mantiene enfrentado al país con Ecuador y con Venezuela y que amenaza con desbordar en un conflicto en la región.

La crisis se originó después de que las Fuerzas Armadas de Colombia realizaron un bombardeo en territorio de Ecuador, sin autorización de Quito, en un ataque dirigido contra las FARC en el que murieron Reyes y 23 rebeldes más.

El presidente Correa calificó el ataque de Colombia sobre su territorio como una masacre que violó su soberanía y luego rompió relaciones diplomáticas con Bogotá.

Por su parte el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acusó a Colombia de violar la soberanía de Ecuador, uno de sus más cercanos aliados en la región al que le ofreció apoyo, mientras expulsó al embajador de Bogotá en Caracas.

Venezuela y Ecuador, que negaron tener acuerdos o nexos con las FARC, reforzaron su presencia militar en sus fronteras con Colombia.

Los gobiernos de Chávez y de Correa respondieron a las acusaciones del Gobierno de Uribe diciendo que los contactos que mantenían con la guerrilla eran de carácter humanitario destinados a buscar la liberación de 40 personas secuestradas, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

La Central de Inteligencia de Colombia recordó que los principales comandantes de las FARC y otros 324 guerrilleros de ese grupo están incluidos en circulares rojas de la Interpol para ser capturados en cualquier parte del mundo.

Ahora ve
No te pierdas