Reino Unido en alerta por mal clima

Los severos temporales interrumpieron la circulación en carreteras y de trenes en el país; autoridades dijeron que las condiciones son extremadamente peligrosas para los habitantes.
El mal clima afecta severamente a varias ciudades del Reino

Por tercer día consecutivo, los severos temporales interrumpieron este miércoles la circulación en carreteras y trenes en el Reino Unido y forzó a cancelar una nueva jornada del festival de carreras de caballos de Cheltenham.

La Oficina Meteorológica emitió varias advertencias climáticas para gran parte del centro y norte de Inglaterra, norte de Gales e Irlanda del Norte, y dijo que las condiciones eran "extremadamente peligrosas".

Fuertes lluvias, nevadas y vientos con ráfagas de hasta 128 kilómetros por hora afectaron el país temprano el miércoles.

El segundo día de carreras en Cheltenham se suspendió luego de que fuertes vientos dañaron edificios temporales, volviendo el hipódromo inseguro para los 55,000 espectadores que seguirían la competencia de acuerdo a las previsiones.

"No podemos garantizar la seguridad de los clientes, pero la buena noticia es que podemos ahora realizar todas las carreras durante los próximos dos días", explicó el director general de Cheltenham, Edward Gillespie.

Varios camiones volcaron en las primeras horas del día en el viaducto Thelwall en la M6 al oeste de Manchester, dijo la policía. Ninguno de los conductores resultó herido.

Los fuertes vientos provocaron el cierre del puente Runcorn-Widnes en Cheshire para vehículos de altura. Hubo prolongados retrasos en las rutas en todo el noroeste, señaló la Agencia de Autopistas.

En Manchester, una mujer fue trasladada a un hospital luego de que un poste de luz cayó sobre su auto. Sufrió un traumatismo cervical y cortes y golpes.

En East Sussex, un árbol cayó sobre un ómnibus. El chofer no sufrió heridas.

Los pasajeros de trenes sufrieron retrasos luego de que se impusieron limitaciones de velocidad en la West Coast Main Line, al norte de Rugby, Warwickshire, y en la East Coast Main Line, al norte de Stevenage, Hertfordshire.

También hubo retrasos severos en los ferries a través del canal, y se cancelaron los servicios de las rutas marítimas irlandesas.

La Agencia de Medio Ambiente había dictado cuatro advertencias de inundaciones y 25 alertas.

El lunes, una tormenta provocó la caída de árboles y cableados eléctricos en el sur de Inglaterra y Gales, tras ingresar desde el Atlántico.

Ahora ve
No te pierdas