Bush excedió su autoridad: Corte

El presidente se extralimitó cuando ordenó que Texas cumpliera un dictamen contra un mexicano; a José Medellín se le negó el derecho de reunirse con un funcionario consular tras su arresto.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente George W. Bush se excedió en su autoridad cuando ordenó que Texas cumpliera un dictamen de un tribunal internacional y reabriera un caso de doble asesinato contra un mexicano condenado a muerte, dijo el martes la Corte Suprema de Estados Unidos.

Por seis votos contra tres en el caso que enfrentó a Bush con su propio estado, el máximo tribunal dijo que el presidente no debió haber ordenado a Texas cumplir el fallo del Tribunal Internacional ordenando revisar los casos de José Medellín y de otros 50 mexicanos en prisiones estadounidenses a la espera de su ejecución.

A Medellín se le negó el derecho a reunirse con un funcionario consular de México luego de su arresto, en Texas, por la violación y asesinato de dos niñas adolescentes en junio de 1993.

El Tribunal Internacional de La Haya ordenó en el 2004 a Estados Unidos revisar su caso y el de los de otros reclusos mexicanos sentenciados a muerte, sobre la base de que se había violado su derecho garantizado por la Convención de Viena de hablar con funcionarios consulares luego de su arresto.

En el 2005 Bush decidió cumplir con el dictamen y emitió un memorando al entonces fiscal general Alberto Gonzales ordenando que las cortes estatales revisaran los casos para determinar si la violación de sus derechos causó a los acusados algún daño durante sus juicios o sentencias.

El jefe de la Corte Suprema, John Roberts, dijo que la mayoría de los jueces opinó que Bush no puede requerir que los estados revisen y reconsideren los reclamos de los 51 ciudadanos mexicanos, pasando por alto las normas y leyes del tribunal estatal.

Los abogados de Medellín apelaron a la Corte Suprema y dijeron que el fallo del tribunal de Texas acerca de que Bush se había excedido en sus poderes hizo que Estados Unidos violara sus indiscutibles obligaciones internacionales.

La administración Bush apoyó a Medellín y afirmó que el presidente debe tener la autoridad para asegurar que Estados Unidos adhiera a dichas obligaciones.

El Gobierno mexicano también se ha involucrado en favor de Medellín, quien está sentenciado a muerte desde 1994.

Funcionarios de Texas reconocieron que nunca se le dijo a Medellín que podía hablar con representantes mexicanos. Pero argumentaron que dicho reclamo no podía realizarse ahora, pues el acusado nunca lo planteó antes apropiadamente.

Aunque de acuerdo al tratado sus derechos hayan sido violados, no habría alterado el resultado, sostuvieron.

Roberts rechazó el argumento de la administración acerca de que Bush tiene la autoridad para establecer normas vinculantes que afecten las decisiones de la corte o que reemplacen a leyes estatales contrarias.

Ahora ve
No te pierdas