Fernández pide al agro libere carreteras

La presidenta argentina reclamó el levante de la huelga para no agravar el desabastecimiento; dejen las rutas para que se despejen y los argentinos puedan acceder a los alimentos, dijo Cris
Miles de argentinos se reunieron en la Plaza de Mayo en apoy  (Foto: )
BUENOS AIRES (CNN) -

La presidenta argentina, Cristina Fernández, volvió a pedir el martes al sector agropecuario en huelga que libere las carreteras para que no se agrave el desabastecimiento de alimentos que sufre el país.

"No agravien más al pueblo, dejen las rutas para que se despejen y los argentinos puedan acceder a los alimentos", dijo Fernández frente a decenas de miles de seguidores en la histórica Plaza de Mayo, en un acto organizado por el Gobierno para mostrar respaldo en su posición.

Las cuatro mayores entidades agropecuarias argentinas están en huelga desde hace casi tres semanas en contra de un aumento en los impuestos a las exportaciones de granos, y su protesta ha recibido un fuerte apoyo en algunas de las principales ciudades del país.

Fernández anunció el lunes medidas que compensan el efecto de esa alza impositiva en los pequeños productores, pero las entidades ratificaron la medida de fuerza.

La presidenta comparó a las entidades agropecuarias actualmente en huelga con los empresarios que en 1976 allanaron el camino para el establecimiento de la dictadura militar más sangrienta en la historia del país.

"Las mismas organizaciones que hoy se jactan de poder llevar adelante el desabastecimiento del pueblo llamaron también a un 'lock out' patronal en febrero del '76", dijo Fernández durante un masivo acto en la histórica Plaza de Mayo de Buenos Aires.

La movilización fue organizada por partidos políticos, sindicatos y organismos afines al Gobierno.

La dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 dejó hasta 30,000 desaparecidos, según las denuncias de organismos de derechos humanos.

La protesta del sector rural por un alza impositiva a las exportaciones de granos incluye la suspensión de las ventas de carne y granos y el bloqueo de carreteras, que desembocó en la peor crisis política del país desde el caos financiero y social del 2001-2002.

Al final del acto, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo -reconocidas por su lucha contra los crímenes de lesa humanidad de la dictadura-, Hebe de Bonafini, le entregó a la mandataria el simbólico pañuelo blanco que desde hace 30 años luce en su cabeza.

Ahora ve
No te pierdas