McCain, entre la política y los negocios

El candidato republicano y su esposa Cindy son una pareja en ascenso en el mundo empresarial; Cindy heredó activos que superan los 100 mdd... pero tiene un acuerdo prenupcial con su esposo
Anheuser-Busch, ligada al padre de Cindy, estuvo entre los p
WASHINGTON (AP) -

Un día de primavera en el sur, John McCain y su esposa Cindy posaban junto al astro del automovilismo deportivo Dale Earnhardt Jr. en una muestra de los intereses combinados de la pareja en la política y los negocios.

McCain fue el juez de salida honorario de la carrera del circuito NASCAR ese fin de semana en Charlotte, Carolina del Norte. Earnhardt condujo su automóvil Budweiser pintado con los colores del camuflaje militar, en vez del rojo tradicional, como homenaje a los militares.

Budweiser, entonces la cerveza oficial de NASCAR, es producida por Anheuser-Busch, cuyos productos han dejado una fortuna a Cindy McCain y su familia.

La cervecera vendió juguetes con la réplica de sus autos de carrera en beneficio de la Fundación de Guerreros de Operaciones Especiales (Special Operations Warrior Foundation) y manifestó su adhesión al grupo, en cuya junta sirvió McCain y cuyo presidente del directorio le dio su apoyo político. Su presentación en la pista le ayudó a McCain a cortejar a los votantes aficionados a NASCAR, y su campaña colocó un video de la presentación en la Internet.

Negocios y política

El matrimonio McCain ha mezclado negocios y política desde el comienzo, según una revisión que hizo la Associated Press de miles de páginas de campañas, finanzas personales y registros inmobiliarios. La documentación traza la crónica del ascenso de la pareja en el ámbito nacional.

Como heredera de la porción de su padre en Hensley & Co. de Phoenix, Cindy McCain es una ejecutiva cuyos bienes podrían exceder los 100 millones de dólares. Las ganancias cerveceras han permitido al aspirante a presidente un lujoso estilo de vida con un jet privado y residencias de vacaciones a su disposición, y las conexiones de su esposa le ayudaron a lanzar su carrera política, aunque los millones sigan a nombre de ella solamente. Pero la distancia entre McCain y la fortuna de su esposa le han ayudado a él a distanciarse de potenciales conflictos de interés.

Casi 30 años antes de que John McCain fuera aspirante presidencial, trabajaba en relaciones públicas en la compañía de la familia de su esposa.

Pocos años después de casarse con Cindy Hensley, hija de un distribuidor multimillonario de Anheuser-Busch, John McCain ganó su primera elección. Era novato en la política de Arizona y en la tarea de recaudación de fondos para la Cámara de Representantes en 1982, por lo que su campaña se endeudó muy pronto. Los fondos personales -decenas de miles de dólares en préstamos a su campaña de las cuentas bancarias de McCain- le ayudaron a sobrevivir.

Brindar por la nominación

El comité de acción política de Anheuser-Busch estuvo entre los primeros donantes de McCain. El padre de Cindy McCain, James Hensley, y otros ejecutivos de Hensley & Co. donaron tanto que la Comisión Electoral Federal ordenó a McCain devolver una parte. La campaña del candidato usó equipos de oficina de Hensley como computadoras y fotocopiadoras, y Cindy McCain pagó personalmente algunas de las cuentas de la campaña.

Su base de donantes es ahora mucho más extensa que las cuentas bancarias familiares y Hensley. De todos modos, tanto éste como los ejecutivos de Anheuser-Busch le han brindado su apoyo desde hace tiempo. Los ejecutivos de Hansley figuran entre los mayores donantes del senador de Arizona.

Acuerdo prenupcial

Aunque las conexiones comerciales de Cindy McCain han beneficiado políticamente a su marido, parecen haber tenido poco impacto en la fortuna personal de éste.

McCain es mencionado habitualmente entre los senadores más acaudalados. Pero un acuerdo prenupcial ha mantenido la mayoría de los bienes a nombre de su esposa. Ese arreglo le sirvió de defensa a McCain cuando el comité de ética del Senado investigó un acuerdo inmobiliario que involucró a su esposa, su suegro y Charles Keating Jr., propietario de una institución de ahorro y préstamo.

McCain revela muy pocos más ingresos que los que tenía al empezar en la política. Como dona para caridad las regalías de sus libros y sus presentaciones en radio, su salario de 169,300 dólares anuales como senador y su pensión de la Armada de unos 56,000 dólares son sus únicas fuentes de ingresos significativas. Tiene dos cuentas en dos bancos conjuntamente con su esposa con unos 15,000 dólares cada una, según su más reciente reporte financiero. En contraste, Cindy McCain es multimillonaria.

Los reportes indican que Cindy McCain tiene por lo menos bienes por 9 millones de dólares a su nombre y al menos de 15 millones de dólares con los hijos de McCain. Pero su parte en Hensley & Co. presumiblemente excede dichas cifras en decenas de millones de dólares.

Como heredera de su padre, se cree que es propietaria de una mayoría de la compañía, lo que representaría un valor neto de por lo menos 100 millones de dólares.

Pero sus bienes trascienden la compañía cervecera de la familia. Ella y sus hijos tienen también una porción minoritaria en el equipo profesional de béisbol Diamondbacks de Arizona.

Ahora ve
No te pierdas