Bush detendría regreso de tropas de Irak

El presidente de EU defendería su política a pesar de la costosa e impopular guerra con ese paí en julio se pararía la retirada limitada de tropas y entraría un periodo de 45 días de evaluaci
WASHINGTON (CNN) -

Tras un complicado debate en el Congreso sobre Irak, el presidente estadounidense, George W. Bush, defenderá el jueves su política de la costosa e impopular guerra, cuya resolución quedará a su sucesor.

Se espera que en una declaración en la Casa Blanca, Bush apoye una recomendación de su comandante en Irak, el general David Petraeus, para completar una retirada limitada de tropas de combate para julio, y luego imponer un congelamiento de 45 días para evaluar la situación de seguridad.

Petraeus "quiere esperar y ver. Y apoyo fuertemente eso", dijo Bush a la revista Weekly Standard en una entrevista en Internet publicada el jueves por la mañana. "Y por ello no me comprometeré para más allá de julio", agregó.

Bush ha indicado repetidamente que sus decisiones sobre las tropas de Estados Unidos en Irak estarían basadas en el consejo de los comandantes en el terreno, y se opone al establecimiento de cronogramas para la retirada.

También se prevé que anuncie que el período de servicio para las tropas estadounidenses en Irak y Afganistán se reduciría a un año, de los 15 meses que se sirven actualmente.

Bush dijo a Weekly Standard que el incremento en la duración de la licencia reduciría la tensión entre las tropas y agregó que "la mayor tensión sería la derrota".

El presidente se reunirá con Petraeus y Ryan Crocker, embajador de Estados Unidos en Irak, para un desayuno en la Casa Blanca temprano en la mañana, y luego hará la declaración sobre la guerra a las 11:30 hora local (1530 GMT), antes de partir hacia un fin de semana largo en su rancho en Crawford, Texas.

Petraeus y Crocker pintaron el martes y miércoles una imagen sombría sobre la situación en Irak en sus testimonios ante el Congreso, que los demócratas señalaron no da señales de una estrategia de salida tras cinco años de guerra.

"Aquellos de nosotros que llevamos en esto un largo tiempo, obviamente queremos que la guerra termine tanto como cualquier otro, quizás incluso más", dijo Petraeus. "Lo que queremos hacer es regresar a casa de una vez sin poner en riesgo los logros que peleamos por alcanzar", agregó.

La guerra de Irak es una cuestión clave en la carrera presidencial y las audiencias dieron a los tres senadores que quieren suceder a Bush en la Casa Blanca, el republicano John McCain y los demócratas Barack Obama y Hillary Clinton, una oportunidad de hacer oír sus opiniones.

Ahora ve
No te pierdas