Berlusconi regresa al poder en Italia

Walter Veltroni reconoció su derrota frente al multimillonario en las elecciones parlamentarias el candidato de centroizquierda llamó a Silvio Berlusconi para felicitarlo por su triunfo.
Berlusconia aventaja hasta en 3 puntos a su adversario Walt
ROMA (CNN) -

El líder de centroizquierda Walter Veltroni reconoció este lunes su derrota ante el conservador Silvio Berlusconi en las elecciones parlamentarias italianas.

"Como es habitual en todas las democracias occidentales, y como creo que es lo correcto, llamé a (...) Silvio Berlusconi, para reconocer su victoria y desearle buena suerte en su puesto", dijo Veltroni a periodistas.

Los primeros resultados en las elecciones en Italia apuntaban el lunes a una victoria del derechista Silvio Berlusconi, quien obtenía un mandato más fuerte que el esperado inicialmente para impulsar una economía en dificultades.

Las proyecciones, que las encuestadoras basan en los votos emitidos, daban al empresario multimillonario de 71 años una ventaja de cerca de 9 puntos sobre su rival de centroizquierda Walter Veltroni, quien ya reconoció su derrota, y un liderazgo claro de escaños en ambas cámaras legislativas.

Eso contrastó con los resultados de las encuestas a boca de urna, que habían dado a Berlusconi una ventaja mucho más ajustada y habían despertado el temor de un parlamento dividido.

La mayoría de los analistas respiró aliviado.

"Estas proyecciones ponen a Berlusconi al frente, lo que aumenta las posibilidades de un Gobierno fuerte", dijo Luigi Speranza de BNP Paribas.

"Eso es una buena noticia para la economía, por lo que sería un resultado más favorable para los mercados que el cuadro de inestabilidad que mostraban los sondeos a boca de urna", agregó.

Mientras la mayor parte de la zona euro está mostrando cierta resistencia ante la apreciación de la moneda única y los precios récord del petróleo, Italia está cerca de la recesión tras haber tenido un desempeño inferior al de sus principales socios durante al menos una década.

El Gobierno saliente de Romano Prodi redujo el mes pasado su previsión de crecimiento para este año a un 0.6%, mientras que el Fondo Monetario calcula que el país europeo crecerá apenas la mitad de ese número.

Si bien los analistas coincidieron en que un resultado abierto hubiera sido el peor escenario para Italia, algunos se mostraron cautelosos sobre lo que podría hacer Berlusconi para dar nuevos aires a la economía italiana.

"Su último Gobierno del 2001 al 2006 no cumplió con sus promesas e hizo poco en términos de reformas económicas, pese a tener una cómoda mayoría en ambas cámaras", dijo Susana García del Deutsche Bank.

"Y en ese entonces tenía un programa más claro, más ambicioso del que tiene ahora, y un escenario económico internacional más favorable", puntualizó.

Pesada herencia

Berlusconi nuevamente gobernará con la populista Liga del Norte y con la derechista Alianza Nacional. Algunos analistas advierten que ambas fuerzas se resistirían a aplicar las reformas que Italia necesita.

"Pienso que el problema real de Berlusconi será mantener unida a su coalición", dijo Gian Enrico Rusconi, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Turín.

"La Liga del Norte es un partido proteccionista. La Alianza Nacional es un partido proteccionista. No creo que Berlusconi sea capaz de impulsar las reformas necesarias", añadió.

El líder de derecha ya ha dicho que su ministro de Economía será nuevamente Giulio Tremonti, durante cuyo mandato se deterioraron las finanzas públicas y que fue criticado por una serie de amnistías para evasores impositivos.

Tremonti heredará un creciente déficit presupuestario y un rápido deterioro de la economía, lo que le da poco margen para recortar impuestos como prometió en la campaña.

 

Ahora ve
No te pierdas