Reyes Heroles lamenta actitud FAP

El director de Pemex afirmó que cada día que pasa sin aprobar la reforma es tiempo perdido; el funcionario acude a la reunión del Foro Económico Mundial en Cancún.
El director de Pemex lamenta la posición de FAP respecto a l
Verónica Galán
CANCÚN (CNNExpansión) -

El bloqueo de los legisladores perredistas en la Cámara de Diputados y en la de Senadores para impedir que se discuta la reforma energética posterga la enfermedad de Pemex y disfraza el estatus de la democracia en el país, afirmó el martes el director de la paraestatal, Jesús Reyes Heroles.

"Me entristece mucho la situación, porque la democracia mexicana está mucho más adelantada de lo que hemos estado observando en los últimos días", advirtió el funcionario en conferencia de prensa durante el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) de América Latina.

Legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), que agrupa al Partido de la Revolución Democrática (PRD), al Partido del Trabajo (PT) y de Convergencia, tomaron desde hace 5 días las cámaras legislativas para impedir la discusión del proyecto del gobierno de Felipe Calderón.

La iniciativa enviada por el Ejecutivo prevé autorizar a Pemex para que contrate empresas privadas para la construcción y operación de refinerías, así como la emisión de nuevos instrumentos de deuda que sólo podrían adquirir mexicanos, entre otras cosas.

El proyecto de ley no plantea ningún cambio a la Constitución mexicana.

Los legisladores del FAP, los del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los del Partido Acción Nacional (PAN) negociaban el martes cuánto tiempo se discutiría la reforma, para que se liberen las cámaras.

"Día que pasa, día que pierde Pemex para poder iniciar su transformación", advirtió Reyes Heroles.

Pemex enfrenta una difícil situación toda vez que sus reservas van en declive, lo que significa podrían agotarse en una década a menos que se confirme la existencia de nuevos hallazgos de crudo, lo que pone presión en el Gobierno para llevar a cabo una reforma energética.

Al 25 de marzo, las reservas totales de petróleo y gas de México bajaron a 44,483 millones de barriles equivalentes de crudo al cierre del 2007, lo que representa una caída del 2% respecto al año previo, según datos de la paraestatal.

Adicionalmente, a México le urge despetrolizar sus finanzas públicas, toda vez que a la fecha poco más de la tercera parte de los ingresos gubernamentales proviene de la venta de petróleo.

Ahora ve
No te pierdas