Clinton necesita ganar Pensilvania

Barck Obama aventaja a la senadora en 10 puntos de acuerdo a diversos sondeos en el estado; si Hillary continúa en las elecciones primarias, la contienda se extenderá hasta el 3 de junio.
WASHINGTON (CNN) -

La votación en las primarias demócratas en Pensilvania cerraron, mientras la aspirante Hillary Clinton intenta conseguir una victoria contundente para mantener vivas sus esperanzas por la nominación a la Casa Blanca ante su contendor, Barack Obama.

No había resultados inmediatamente disponibles en el estado, donde Clinton es favorita, a pocos minutos de que concluyera la votación.

Se espera que los resultados sean dados a conocer poco después del cierre de las urnas.

La senadora por Nueva York necesita un triunfo contundente para recuperar terreno sobre su rival Obama y convencer a los líderes del partido de que es la mejor candidata para enfrentarse al republicano John McCain en noviembre.

Clinton pasó su último día antes de la cada vez más reñida batalla haciendo énfasis en su fuerza. Lanzó un anuncio con imágenes del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, y advirtió en una entrevista con ABC que, como presidenta, podría "destruir totalmente" a Irán si atacara a Israel.

La ventaja de 20 puntos que llegó a tener la mujer del ex presidente Bill Clinton se ha reducido a menos de 10 en muchos sondeos, en medio de una avalancha de anuncios de la campaña de Obama, que gastó mucho más que ella en este estado. Pero ambos bandos intentaron bajar las expectativas.

"Este siempre fue un camino cuesta arriba, pero siento que hemos logrado un progreso significativo", dijo Obama en una cena en Pittsburgh. "Gran parte va a depender de la participación de hoy y realmente es difícil de evaluar", agregó.

La concurrencia fue alta en muchos lugares de votación, de acuerdo a medios locales. Un número récord de personas en Pensilvania están registradas para votar en las primeras elecciones primarias realizadas en el estado desde 1976 y un sondeo mostró que los nuevos registrados planeaban votar por Obama.

La votación de Pensilvania da inicio a una fase final del disputado duelo entre Clinton y Obama por la nominación. Otras nueve elecciones están programadas antes de que la campaña concluya el 3 de junio.

Los ‘superdelegados’

Obama aventaja a Clinton en la cantidad de votos populares obtenidos durante los primeros tres meses de primarias y en los delegados que elegirán al nominado en la convención de agosto.

Pero ninguno de los dos podrá obtener la candidatura sin el apoyo de los "superdelegados", unos 800 miembros del partido que son libres de apoyar a cualquier aspirante.

Clinton espera que un gran triunfo en Pensilvania inicie una fuerte carrera durante las últimas nueve contiendas, convenciendo a los superdelegados de que es la candidata que puede dominar los grandes estados que serán cruciales en noviembre.

"Creo que quizás la pregunta debería ser: ¿Por qué no puede sellar el trato? Con su extraordinaria ventaja financiera, ¿por qué no puede ganar un estado como éste, si resulta de esa forma?", dijo Clinton en una conferencia de prensa en Conshohocken, un suburbio de Filadelfia.

Un estrecho triunfo de Clinton probablemente la mantendrá en carrera, pero podría motivar otra ronda de pedidos entre los demócratas para que se haga a un lado y permita que Obama se enfoque en la carrera con McCain.

Clinton ya se ha recuperado dos veces tras estar al borde de la eliminación durante el proceso de votaciones estatales que comenzó en enero.

"Yo creo que estamos llegando al final de este proceso", dijo Obama en Filadelfia, citando su ventaja en la cantidad de delegados y la votación popular en varios estados en los que ha ganado. Obama dijo que aún está en camino para obtener la nominación.

Los partidarios de Clinton dicen que ella debería permanecer en la carrera hasta la convención de agosto, aún si pierden en Pensilvania.

"Creo que debería seguir todo el camino hasta el final. No creo que debiera salirse", dijo Anita Barton, de 56 años, en un lugar de votación en Conshohocken.

El anuncio de último minuto de Clinton advirtió a los votantes que deben estar "listos para cualquier cosa" en un tiempo de guerra y crisis económica. "¿Quién crees que tiene lo que hace falta?", pregunta la voz del locutor en el anuncio.

La campaña de Obama respondió con un anuncio que pregunta: "¿Quién crees que nos unirá en tiempos de desafíos, en lugar de usar el miedo y los cálculos para dividirnos?".

Obama, quien sería el primer presidente afroamericano, estuvo a la defensiva debido a los incendiarios comentarios de su ex pastor y sus propios comentarios sobre la amargura residentes con problemas económicos en pueblos pequeños.

Clinton, quien se convertiría en la primera mujer presidenta, debió disculparse por inventar una historia sobre haber enfrentado disparos de francotiradores durante una visita de 1996 a Bosnia cuando era primera dama.

El esposo de Clinton, el ex presidente Bill Clinton, dijo el lunes a una estación de radio de Filadelfia que la campaña de Obama había "usado la carta de la raza" anteriormente en la carrera, pero el martes intentó restar importancia al comentario.

"Eso no es lo que dije", comentó Bill Clinton a un periodista de NBC. "Ustedes siempre me siguen y juegan estos pequeños juegos y no voy a jugar sus juegos hoy", agregó.

Ahora ve
No te pierdas