Liberar, arma contra crisis de alimentos

La OCDE recomienda una mayor apertura comercial para enfrentar el encarecimiento de precios; la apertura y no el proteccionismo es el camino adecuado, dice José Ángel Gurría.
Gurría propone una baja en los aranceles mundiales. (Archivo
BERLÍN (Notimex) -

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollado Económico (OCDE), José Ángel Gurría, recomendó una mayor liberalización comercial para enfrentar el encarecimiento de los productos alimentarios, en un comentario publicado este martes por el diario alemán Handelsblatt.

El economista mexicano advirtió que los gobiernos en todo el mundo, en vez de “mesarse los cabellos” por el debilitamiento de la economía y el aumento de los precios de los alimentos, deben llegar a un nuevo acuerdo comercial multilateral.

Señaló que una reducción de 50% de los aranceles y otras subvenciones que distorsionan el comercio tanto en la agricultura como en la industria generaría ganancias adicionales por 44,000 millones de dólares anuales.

"Una completa cancelación de los aranceles aumentaría en los países en desarrollo el ingreso per cápita en 2% anual. Sin embargo, los gobiernos dudan y lo hacen por una serie de razones equivocadas", señaló el titular de la OCDE.

Añadió que "una nueva postergación de la liberalización del comercio (mundial) les roba a cientos de millones de seres humanos la oportunidad de mejorar su vida".

Gurría apuntó que en los 60 años transcurridos desde que se inició la liberalización comercial por medio del Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) y de la Organización Mundial del Comercio se han generado notables ganancias para el bienestar de las poblaciones.

"En los 20 años que la OCDE ha estado observando la política agraria en los países industrializados, las dimensiones de los apoyos (subvenciones) para la agricultura han bajado a la mitad", expuso.

Agregó que "el volumen del intercambio de bienes y productos en el mundo es ahora 27 veces más grande que en 1950, mientras que la producción en ese lapso sólo aumentó en ocho veces".

De acuerdo con Gurría, "los aranceles para productos industriales en los países desarrollados han bajado en un 40% desde 1950 a la fecha, cuando son de menos de 4%", dijo el líder de la OCDE, que aglutina a 30 economías del mundo.

El ex secretario mexicano de Relaciones Exteriores y de Hacienda sostuvo que la crisis alimentaria actual está siendo provocada en parte por las restricciones estatales a la producción agraria y las exportaciones de alimentos.

"Sin embargo, con los precios de los productos del agro en niveles históricos al alza existe la oportunidad única de que los países industrializados y en desarrollo cancelen las distorsionantes subvenciones agrarias, abran los mercados a los productos del campo y creen así el margen para mayores capacidades de producción", aseveró.

Indicó que "esa estrategia y no el proteccionismo es el camino adecuado para enfrentar el encarecimiento de los productos del agro y el debilitamiento de la economía (mundial)".

Argumentó que las restricciones a las exportaciones pueden probablemente mejorar la situación a corto plazo en países individuales, pero con esas limitaciones impiden que los campesinos reaccionen a los altos precios con la producción de más alimento.

Ahora ve
No te pierdas