El amor en los tiempos del celular

Aunque las relaciones personales siguen siendo iguales, métodos móviles ayudan al 'dating' amor más de 5,000 usuarios en México ya buscan al amor de su vida a través del celular.
La conexión a Internet hace a los celulares más vulnerables

“Hola, soy Tristementesola”. Así saluda una usuaria de VaQva.com, una red social recién creada. El asunto no pasaría de significar uno de los millones de mensajes en los sitios de ligue en la red de no ser porque se trata de un novedoso intento de mezclar la web y la telefonía celular en aras de juntar a usuarios solos.

“No es un servicio de citas más”, dice Claudia Cordero, administradora del sitio. Según Cordero (35), ex abogada, la soledad de miles de usuarios sirve como fuelle para crear nuevas oportunidades de negocio. Y de eso se trata VaQva, un sitio creado por el equipo de Cordero y que, a primera vista, parece de ligue. “Pero se trata de una comunidad de adultos de dating por celular”.

El sitio, dice Claudia, es la puerta de entrada, pero el verdadero contacto entre los 5,000 usuarios registrados es con sus celulares. “Hay una gran efervescencia”, dice. “A través de VaQva hay miles de intercambios de mensajes entre usuarios. Sirve de aglutinador y se cobra por cada paso, guiño, beso que los suscritos envían por nuestra red”.

El sitio pertenece a Entretiene.com, una firma de servicios multimedia propiedad de Atinco, un proveedor de servicios español que busca generar nuevos negocios pues las descargas de fotos y tonos para celular son cada vez menos populares. Lo que antes fue una bonaza, con fotos de chicas y canciones, ha declinado.

En su esplendor, el mercado tuvo en México más de una decena de firmas, incluyendo a Entretiene, Movilteka y Chikibum. Ahora, las dos últimas apenas operan y conformaron un frente con Entretiene para negociar con Telcel la viabilidad de VaQva.

El sitio apenas se anuncia en las páginas que paga Entretiene en revistas de circulación masiva. Al lado de fotos de mujeres y oferta de tonos de canciones de éxito, VaQva invita al sitio. Atinco llegó a México en 2004, de la mano de Movistar, para quien desarrolló contenidos y aplicaciones entregables por video. En México, la empresa ha negociado con todos los operadores y, mediante una inversión acumulada de  8 millones de dólares, se ha mantenido en el mercado. Según Cordero, la subsidiaria mexicana facturó en 2007 “un poco más de 2 millones de dólares”.

Es decir, sigue siendo negocio la descarga de fotos y tonos, pero el mercado exige más. Es por ello que desarrollaron VaQva. “El call center recibía llamadas de gente queriendo platicar”, relata Cordero. “Se sentían solos”.

“No es extraño que mucha gente use estas comunidades que filtran la actividad y permiten que los desconocidos encuentren afinidades y se relacionen”, dice Liliana Villanueva, psicóloga especializada en relaciones de pareja.

Según Cordero, de ahí surgió la idea de crear la comunidad y ante la realidad del mercado mexicano: 70% de penetración de telefonía móvil contra 25% de internet, la ejecutiva dice que le apostaron al celular. “Facilita la vida a quien no tiene o no quiere una PC”.

Si bien la entrada al servicio es por la red, el objetivo es que los usuarios manejen su relación con contactos vía celular, ya sea mediante mensajes SMS o un portal WAP. El cobro es de 6 pesos por seis meses para a suscripción Gold. Los usuarios pueden enviar ‘besos’ o mensajes, con un costo adicional.

Y VaQva funciona como una red social que permite a los usuarios charlar, subir fotos y videos y bloguear.

 “Nos especializamos en el nicho de personas que viven solas, solteros de más de 25 años a quienes les resulta complicado encontrar a personas con sus mismos intereses”, dice Cordero.

Y con la incidencia de soledad a todo lo que da en las nuevas generaciones, es probable que el portal se convierta en el caballito de batalla de Atinco en México.

Ahora ve
No te pierdas