China pide sinceridad al Dalai Lama

El mandatario Hu Jintao culpó al líder espiritual de tratar de desbaratar los Juegos Olímpicos; instó al líder tibetano y sus seguidores a detener los disturbios.
El presidente chino, Hu Jintao, y su esposa, Liu Yongqing, s  (Foto: )
TOKIO (CNN) -

El presidente chino, Hu Jintao, instó este miércoles al Dalai Lama y a sus seguidores a mostrar "sinceridad" y los culpó de los disturbios en el Tíbet y de tratar de desbaratar los Juegos Olímpicos de Pekín.

Hu, en declaraciones tras una cumbre con el primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, dijo que las recientes conversaciones de China con representantes del líder budista del Tíbet que vive en el exilio, el Dalai Lama, habían sido "concienzudas y serias" y que ambas partes habían acordado continuar los contactos.

Pero Hu también culpó a los seguidores del Dalai de los recientes disturbios en el Tíbet, diciendo que estaban intentando desbaratar las Olimpiadas que se celebran en agosto en Pekín.

"Esperamos que la parte del Dalai utilice sus acciones para mostrar su sinceridad", dijo Hu en una rueda de prensa en Tokio, instando al líder tibetano y sus seguidores a detener los disturbios y los esfuerzos por separar el Tíbet de China.

El Dalai Lama ha dicho que quiere autonomía, no una independencia total, para el Tíbet, que apoya los Juegos Olímpicos y rechaza la violencia. China dice que no es sincero.

Un periódico estatal chino informó que el Dalai Lama estaba tratando de manchar su nombre al internacionalizar el problema del Tíbet.

Fukuda dijo en la misma conferencia de prensa que apreciaba la decisión de China de mantener conversaciones con el Tíbet e instó a que el diálogo continúe.

"Considero altamente la decisión del presidente de tener un diálogo y el hecho de que las conversaciones fueron mantenidas", dijo Fukuda.

El mes pasado Fukuda le dijo al ministro de Relaciones Exteriores de China, Yang Jiechi, en una visita, que debe enfrentar el hecho de que el Tíbet se ha convertido en un problema internacional, contradiciendo la habitual posición china de que es una disputa doméstica.

Ahora ve
No te pierdas