China llega a 15,000 muertos por sismo

Medios estatales informan que más de 25,000 personas seguían enterradas bajo los escombros; ciudadanos ingresan a pie, en bicicleta o en auto a las zonas más afectadas para brindar ayuda.
El gobierno de China informa que los muertos por el sismo as
PEKÍN (CNN) -

La cifra de muertos por el terremoto que afectó el sudoeste de China trepó a 14,866 el miércoles, reportó la agencia de noticias oficial Xinhua.

Otras miles de personas seguían atrapadas bajo los escombros de edificios destrozados, cuando el lunes un sismo de magnitud 7.9 grados afectó la zona, elevando los temores de que el número de víctimas aumente aún más.

Medios estatales señalan que más de 25,000 personas seguían enterradas bajo los escombros.

Todos ayudan

Voluntarios chinos ingresaron a pie, en bicicleta y en sus automóviles a las zonas afectadas por el terremoto, en una muestra de generosidad hacia quienes se quedaron sin casa.

En la ciudad de Mianyang, Sichuan, unos 10,000 sobrevivientes se reunieron en un campo de deportes en busca de ayuda y refugio.

"Sólo tenemos que ayudar", dijo una mujer, sirviendo arroz a todos los que lo pidieran desde la parte trasera de su bicitaxi. "Vivimos a la vuelta del estadio", agregó.

Alrededor de los campos de deportes, los vecinos habían dejado bolsas plásticas y sacos de fertilizantes con ropa donada para que los sobrevivientes pudieran usar.

"Nos sentimos muy movilizados de que la gente se ocupe de nosotros y que tantos hayan venido aquí para apoyarnos", dijo Li Bowei, de 34 años, de la zona cercana de Beichuan.

Las calles de Beichuan lucían con muy pocos edificios en pie. Los sobrevivientes estaban aturdidos en el suelo cerca de los muertos y los rescatistas del Ejército luchaban por llegar a la zona montañosa.

Las autoridades cerraron el camino a Beichuan para permitir que los sobrevivientes salieran y muchos se dirigieron a Mianyang.

La radio estatal pedía alimentos, agua, equipamiento y sangre y apelaba a las personas a ser pacientes y esperar por ayuda.

Los taxistas también se unieron a los esfuerzos de rescate.

"Dejé todo para venir a Dujiangyan", dijo el chofer Ran Ruimin, refiriéndose a una ciudad ubicada a unos 50 kilómetros de la capital provincial Chengdu, donde unos 900 estudiantes quedaron sepultados entre los escombros de su derrumbada escuela.

"Llevé agua al lugar y trasladé a los sobrevivientes al hospital (en Chengdu). La persona que llevé al hospital estaba cubierta de sangre", contó.

Pese a la generosidad y buena voluntad en la zona pobre de colinas empinadas, donde los campesinos cultivan naranjas, pimienta y vegetales, las necesidades son enormes.

En las zonas más afectadas, Beichuan así como el condado Wenchuan en el sudoeste, el bloqueo de caminos significó que la ayuda demoró en llegar y que los efectivos del Ejército tuvieron que escalar a pie.

La agencia de noticias estatal Xinhua dijo que Beichuan necesitaba urgentemente 50,000 carpas, 200,000 frazadas y 300,000 abrigos, así que como agua potable y medicamentos.

La Fuerza Aérea entregó el miércoles 9.1 toneladas de medicamentos, mantas y radios en Wenchuan y zonas vecinas, reportó Xinhua.

Ahora ve
No te pierdas