Edwards descarta vicepresidencia de EU

El ex contendiente demócrata dijo que no sería el compañero de Barack Obama en las elecciones; John Edwards negó que su apoyo al senador por Illinois pretenda debilitar la campaña de Clinton
John Edwards dio su respaldo a Barack Obama en la pelea por  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

El ex contendiente presidencial John Edwards dijo que no sería el compañero de carrera del favorito demócrata Barack Obama, pero no descartó tomar un rol en un gobierno del precandidato.

"No sucederá", apuntó Edwards al programa "Today" de NBC cuando se le preguntó si sería la opción para vicepresidente de Obama. "Esto no es algo en lo que estoy interesado", apuntó.

Edwards, el nominado vicepresidencial demócrata del 2004, se retiró en enero de la carrera presidencial tras no lograr ninguna de las primeras votaciones primarias. El miércoles, dio su preciado apoyo a Obama, por encima de su rival Hillary Clinton.

Consultado acerca de si había hablado con Obama sobre un rol en su administración si derrota en noviembre al republicano John McCain, Edwards replicó: "Sólo de la manera más abstracta".

Edwards agregó que Obama le dijo: "Te quiero en mi equipo. Quiero ayudarte tanto en la campaña como con el trabajo que queremos hacer cuando sea presidente".

Su apoyo a Obama, quien sería el primer presidente negro de Estados Unidos, se conoció un día después de que Clinton obtuvo una victoria arrasadora en Virginia Occidental, que renovó dudas sobre la capacidad del senador de Illinois de atraer a los votantes blancos de bajos ingresos.

Edwards negó que su apoyo estuviera sincronizado deliberadamente para cortarle a Clinton las alas de su victoria.

"Fue el momento correcto para hacerlo. Tomé la decisión de que el público debería saber a esta altura cuál es mi punto de vista", comentó.

Edwards añadió que votó por Obama en la reciente primaria de Carolina del Norte y que había decidido "que es tiempo de que los demócratas comiencen a unirse en torno a este candidato".

Obama tiene una ventaja casi inalcanzable sobre Clinton en la carrera por delegados para la convención demócrata de agosto, en la que el partido elegirá a su candidato para la presidencia.

Su liderazgo incrementó la presión sobre Clinton para que ponga fin a su campaña, pero ella ha prometido permanecer en la carrera hasta la última de las contiendas de nominación estado por estado, el 3 de junio.

Ahora ve
No te pierdas