Otro sismo en China, van 21,500 muertos

Una secuela de 5.9 grados de magnitud afectó parte de la zona devastada por el terremoto del lu las autoridades dijeron que la cifra de muertos ya supera los 21,500, y que podría duplicarse.
El presidente de China, Hu Jintao, visitó parte de la zona d  (Foto: )
PEKÍN (Agencias) -

Una secuela de magnitud de 5.9 grados sacudió parte de la provincia de Sichuan la tarde este viernes, provocando avalanchas que  sepultaron varios vehículos, hasta el momento se desconoce si había víctimas.

El fenómeno aisló varias zonas afectadas por el terremoto registrado el lunes pasado.

El número de muertos permaneció más de 21,500, sin embargo la cifra podría duplicarse en las próximas horas. En gran parte del área de desastre continúa la búsqueda de personas sepultadas.

El presidente Hu Jintao realizó su primer viaje al área de desastre, dirigiéndose a algunos de los soldados y policías que participan en las acciones de rescate.

''El reto todavía es enorme, la tarea sigue siendo ardua y el tiempo se nos acaba'', dijo Hu de acuerdo con la agencia oficial de noticias Xinhua. ''Las labores de ayuda por el sismo han entrado a su fase más crítica. Debemos de esforzarnos, luchar contra el tiempo y superar todas las dificultades para lograr la victoria final en las acciones de ayuda''.

El gobierno dijo que investigaría las razones por las cuales se derrumbaron tantas escuelas, destruyendo unos 6,900 salones de clase, sin contar los condados más afectados, y castigar de manera dura a cualquiera que resulte responsable de su construcción deficiente.

En tanto, el ministro de Vivienda, Jiang Weixin, dijo que más de 4 millones de departamentos y casas resultaron dañadas o destruidas en la provincia de Sichuan..

Tragedia

China se esforzaba este viernes por enterrar a los muertos y ayudar a decenas de miles de heridos, damnificados y hambrientos.

El primer ministro, Wen Jiabao, pidió a los funcionarios que aseguren la estabilidad social mientras la frustración y el agotamiento crece entre los sobrevivientes, muchos de los cuales perdieron todo y viven en tiendas o a la intemperie.

La ira también se centró en el estado de los edificios escolares, muchos de los cuales se derrumbaron en el terremoto dejando a cientos de niños atrapados y obligando al Ministerio de Vivienda a ordenar una investigación.

"Si existe la más leve posibilidad, no escatimaremos esfuerzos. Si existe un sólo sobreviviente entre los escombros, nunca nos rendiremos", dijo Wen junto a los restos de una escuela que se derrumbó y donde cientos de personas quedaron enterradas.

Miles de residentes de Beichuan, una de las zonas más afectadas por el terremoto del lunes de magnitud 7.9 grados se alejaban de la población llevando a cuestas a bebés, bolsas, maletas, huyendo en busca de un refugio.

Un cadáver cubierto en una camilla improvisada fue abandonado a un lado de la carretera por alguien que no pudo transportarlo más allá. Sobre la carretera, rocas del tamaño de vehículos yacían como una prueba de los desplazamientos de tierras que provocó el terremoto.

La ciudad estaba devastada, ya que prácticamente todos los edificios o estaban totalmente derruidos o estaban tan dañados que eran inhabitables.

"No podemos hacer que la población se marche, pero les estamos instando a hacerlo", dijo un soldado.

Hacia el sur, en la población de Houzhuang, los residentes dijeron que estaban arreglándoselas solos, ya que la ayuda y los soldados aún no habían llegado hasta allí.

"Comimos algo de maíz, pero ahora sufrimos diarrea tras beber agua de la acequia durante dos días," dijo un residente de apellido Liu.

"Estamos tratando de sacar cosas de los escombros para poder utilizarlas, como ropa, pero tememos que se produzca otro terremoto, así que tenemos que ser cuidadosos", afirmó.

Ahora ve
No te pierdas