De Dolly a tu mesa, carne clonada

Estados Unidos decretó que los clones de vacas, cerdos y cabras son alimentos seguros para cons sin embargo, aún no se aprueba su venta, por lo que tardará en ser consumida por humanos.
Joya, la vaca original (detrás), y Diamante, su clon. (Bloom
Catherine Larkin
(Bloomberg) -

Tras siete años de controversias, los clones de vacas, cerdos y cabras, así como sus crías, son alimentos seguros para consumo humano, al menos así lo determinó la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Sin embargo, la FDA mantiene aún una moratoria (vigente desde 2001) sobre la venta de estos cárnicos ‘hasta que el Departamento de Agricultura reexamine el asunto’. El Congreso de EU ya aprobó un proyecto de ley en el que insta a la FDA a estudiar la clonación más a fondo.

La decisión favorece a compañías que clonaron animales con fines alimenticios, como Tyson Foods y la de lácteos Dean Foods.

“Es probable que tome mucho tiempo para que esos animales estén disponibles para la venta”, señala Gary Mickelson, vocero de Tyson. “Las medidas que adoptemos se basarán en la norma gubernamental y el deseo de nuestros consumidores”.

Los reguladores europeos llegaron a la misma conclusión que la FDA en un informe sobre consumo de animales clonados publicado en enero.

La clonación ha sido motivo de fascinación pública y debates sobre ética desde que unos científicos escoceses anunciaron, en 1997, que habían creado una oveja clonada, Dolly.

El temor de que el consumo no sea seguro se acrecentó cuando Dolly, que contrajo una enfermedad pulmonar incurable, fue sacrificada a temprana edad.

Ahora ve
No te pierdas