Ciberpirata mexicano: 6.5 años de cárcel

Un joven de 26 años fue condenado a prisión por vender discos y películas apócrifos por Interne el condenado, juzgado en Morelos, promovía sus productos desde la página Web joyseriestv.com.
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

El juzgado tercero de Distrito, en Cuernavaca, condenó a Edgar Rubio Corazón, de 26 años de edad, a 6.5 años de prisión, adicionales a la multa por nueve mil días de salario mínimo, equivalentes a unos 428,400 pesos, que tendrá que pagar como indemnización por piratear discos y películas que luego vendía desde Internet.

El joven mexicano fue denunciado en junio pasado por vender discos y películas apócrifos desde la página Web joyseriestv.com, actualmente fuera de línea, dando paso a una investigación judicial, a partir de la dirección IP de su comercio en línea.

Tres meses después, en diciembre de 2007, la Procuraduría General de la República cumplió una orden de allanamiento, encontrando en casa del hoy procesado equipo de cómputo con 1,024 archivos digitales de audio y 3,069 discos compactos grabados con material protegido por derechos de autor.

Para Jaime Campos, director general de Asociación Protectora de Cine y Música (APCM), esta es la primera sentencia en toda Latinoamérica por piratería que abarca tanto su modalidad física (discos quemados) como virtual (venta a través de la web)

"El detrimento patrimonial a la industria ha sido significativo. De acuerdo con la propia resolución judicial, el inculpado declaró haber trabajado los últimos cuatro o cinco años a la piratería desde una página de Internet", dijo Campos a Excélsior.

Para el director de APCM ésta es la primera de 6.5 años, la que podrá servir de ejemplo a otros ciberpiratas.

"Hemos tenido condenas por laboratorios o por distribución, pero nunca tan altas. Sinceramente saludamos la actitud del juez. Es un buen mensaje, que puede inhibir estas conductas. Esta resolución envía un mensaje claro a la sociedad. Es una pena ejemplificadora."

Jaime Campos aseguró a este diario que tienen otros procesos penales pendientes, por lo que esperan que otros jueces emulen la sentencia.

Adicionalmente, refirió el director de APCM, siguen 80 demandas civiles contra internautas que descargan y comparten archivos musicales protegidos por las leyes de derecho de autor, a través del ciberespacio.

"Tenemos por venir 30 demandas civiles más contra quienes comparten archivos en la red. La les es muy clara, aquel que intercambie archivos o ponga a disposición con lucro directo o indirecto (no pagar el disco) está violando la ley."

Aunque reconoció que en este tipo de demandas lo más común es llegar a un acuerdo con el implicado a fin de que indemnice a la industria discográfica.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Vieogramas (Amprofon), al cierre de 2007, las ventas de la industria discográfica mexicana descendieron más de 21% en unidades y más de 23% en valor, respecto al año anterior.

Durante el año pasado de comercializaron cerca de 40 millones de unidades, equivalentes a 2,994 millones de pesos.

"El volumen de unidades de discos vendidos durante el año anterior tristemente es el mas bajo de la década. A partir del 2000, la caída en unidades se ha acentuado hasta alcanzar un impacto negativo de más de 40%. En millones de pesos, el descenso fue de 52%. El decremento es mayor que en unidades, debido a que los precios se redujeron en más de 20 por ciento", reza un reporte de Amprofon disponible en su página Web.

Según Amprofon, como parte de esta caída en ventas, desde 2000 apenas cuatro álbumes rebasaron las 500 mil unidades entregadas.

"Durante el año pasado se comercializaron poco más de 120 millones de discos de reproducción ilegal, sin considerar la piratería por internet. Del total de discos que se comercializaron en el país durante el año anterior, solo 29% fueron originales y 71% restante correspondió a producto pirata."

Mientras que el intercambio de archivos musicales a través de redes conocidas como peer to peer (P2P) lo realizan 84% de los internautas mexicanos entre 12 y 26 años de edad.

Se estima que en 2007 fueron intercambiadas ilegalmente 2,620 millones de canciones y 185 millones de videos musicales, por más de 7.5 millones de usuarios de sitios P2P, de los cuales alrededor de 3.6 millones de cibernautas intercambiaron 817 millones de temas y 65 millones de videos musicales en cibercafés.

El número de temas bajados el año pasado a través de estas redes de intercambio, supera en más de seis veces el número de todas las canciones contenidas en los discos vendidos legalmente por los productores de fonogramas en el país en 2007.

Ahora ve
No te pierdas