Obama, cerca de la nominación

Su victoria en las primarias de Oregon otorgó al senador por Illinois la mayoría de delegados; se espera que su atención se concentre en su rival republicano a la elección general, John McCa
Las dificultades económicas en EU beneficiarían políticament  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Barack Obama alcanzó el martes un hito importante para convertirse en el candidato presidencial demócrata en Estados Unidos, pero su rival Hillary Clinton se rehúsa a rendirse en la carrera por llegar a la Casa Blanca.

Los dos candidatos se repartieron las victorias en las primarias del martes: Obama ganó cómodamente en Oregón y Clinton aplastó al favorito en Kentucky, lo que dio al aspirante la mayoría en delegados comprometidos obtenidos durante su extensa batalla estado por estado.

Obama espera que el hito marque el inicio del fin de la prolongada campaña y puso su atención en un posible enfrentamiento con el republicano John McCain en la elección general de noviembre.

"Hemos vuelto a Iowa con una mayoría de delegados elegidos por el pueblo estadounidense y ustedes nos han puesto al alcance de la nominación presidencial demócrata en Estados Unidos", dijo Obama en un mitin en Iowa, lugar de su victoria clave al inicio de las primarias demócratas el 3 de enero.

Una encuesta de Reuters/Zogby dada a conocer el miércoles reveló que Obama, senador por Illinois, tiene una ventaja nacional de ocho puntos sobre el republicano John McCain, en tanto los estadounidenses están cada vez más ansiosos por sus perspectivas económicas y la dirección del país.

La cantidad de estadounidenses que creen que el país está en la senda correcta cayó del 23% a un abismal 16%, en tanto la incertidumbre por la economía y los crecientes precios de la gasolina avivan las dudas sobre el futuro.

En el mitin de Iowa Obama, de 46 años, retomó el tema del cambio que lo llevó al frente de la carrera demócrata en las primeras votaciones. Describió la batalla con McCain, de 71 años, como "más de lo mismo contra el cambio. Es el pasado contra el futuro".

Pero Clinton no dio señales de estar preparada para rendirse.

"Seguiré defendiendo nuestra opción hasta que tengamos a un nominado, quienquiera que ella sea", dijo Clinton, prometiendo a sus partidarios en Kentucky que seguiría luchando hasta que las votaciones demócratas terminen el 3 de junio.

"Tenemos que elegir a un nominado que esté mejor posicionado para ganar en noviembre y alguien que esté mejor preparado para enfrentar los enormes desafíos de estos difíciles tiempos", dijo la senadora por Nueva York y ex primera dama a sus partidarios en Louisville.

El New York Times informó el miércoles que Clinton ha afirmado en conversaciones privadas y entrevistas que cree que el sexismo proyectó una sombra sobre la lucha primaria, y ha disputado la noción según la cual su continuada candidatura fomenta una división racial, dado su fuerte apoyo en algunos estados entre los votantes blancos.

Incluso después de que se cuenten los votos del martes, Obama aún estará a unos 70 delegados de los 2.026 necesarios para ganar la nominación presidencial en la convención demócrata en agosto.

Pero él espera que el hito en la cantidad de delegados comprometidos lo ayude a conseguir más superdelegados indecisos, funcionarios del partido que pueden apoyar a cualquier aspirante.

Ahora ve
No te pierdas