América pierde, pero avanza

Las Águilas cayeron 1-0 contra Santos, pero el marcador global fue 2-1 a favor del equipo mexic ahora la escuadra azulcrema enfrentará a en semifinales Liga Deportiva Universitaria de Ecuador
SANTOS, BRASIL (Agencias) -

América de México sufrió mucho y pese a caer hoy 1-0 ante Santos de Brasil, logró su pase a semifinales de la Copa Libertadores con marcador global de 2-1, en partido que se disputó en el estado Urbaino Caldeira.

La única anotación del encuentro fue obra de Kléber Pereira, al minuto 61. Ahora, el cuadro mexicano se verá las caras en semifinales con el conjunto ecuatoriano Liga Deportiva de Quito.

Tal y como se esperaba América no se salió del "librito", Juan Antonio Luna mantuvo el mismo esquema, el primer objetivo fue tener orden para evitar cualquier susto atrás y después buscar algo al frente con el paraguayo Salvador Cabañas y Enrique Esqueda.

Santos no tuvo otra más que ir al frente, necesitaba dos goles para obligar al menos a los penales o un tercero que le diera el pase, por ello buscó atacar desde el primer minuto.

Tuvo una mayor posesión del balón, no así la claridad al frente  para "taladrar" a una zaga mexicana sólida, que dejó los nervios en el vestuario y mantuvo esa vestimenta de solvencia que hace una mancuerna perfecta con la seguridad de Guillermo Ochoa.

Los pupilos de Juan Antonio Luna no tuvieron esa retención de balón necesaria en el medio campo para conseguir ese gol que daría prácticamente por cerrada esta eliminatoria. Cabañas demasiado solo adelante y Esqueda con una labor de sacrificio para ayudar a recuperar el esférico.

Ante la imposibilidad de romper el cerrojo americanista, Santos probó con disparos de media distancia. El más peligroso al minuto diez a cargo del colombiano Mauricio Molina, quien prendió un balón que obligó a Ochoa a estirarse cual largo es para evitar la caída de su marco.

La escuadra azulcrema soportó la primera media hora y a partir de ese instante vivió sus mejores momentos, no por lo que logró hacer al frente, sino porque enfrió los ímpetus del rival para irse al descanso con el cero en la meta.

El conjunto brasileño sólo tenía 45 minutos para buscar remontar, por eso Emerson Leao ordenó el ingreso del argentino Mariano Tripodi para tener mayor poder al frente.

Pero era Kléber Pereira el único que en verdad inquietaba a la zaga visitante con sus movimientos. Una muestra clara ocurrió al minuto 54 en un pase a profundidad que el ex jugador de América aprovechó para quitarse a Ochoa, sin embargo, se cerró el ángulo de disparo y mando el balón a un lado.

La presión era incesante, Santos cada vez tocaba con más insistencia y fue hasta el minuto 61 cuando el ecuatoriano Michael Jackson Quiñones, de recién ingreso, por derecha mandó un centro exacto a segundo poste, donde Kléber con un soberbio remate de cabeza puso el esférico a poste contrario.

A partir de ahí, sólo fue sufrir para los mexicanos, quedaba mucho tiempo y la defensa de América parecía que podría soportar, sin embargo, pese a que vieron rota su racha de 330 minutos con su meta intacta, se afianzaron para amarrar el pase y mantener vivo sus sueño, ahora dentro de los mejores cuatro del continente.

El arbitraje estuvo a cargo del uruguayo Jorge Larrionda, quien tuvo una regular actuación al inclinarse demasiado por los de casa.

El popular elenco mexicano, convertido en el verdugo de los equipos brasileños, ya que eliminó en cuartos de final al Flamengo tras golearlo en Río de Janeiro, enfrentará ahora a la Liga Deportiva Universitaria de Ecuador en una de las semifinales.

Ahora ve
No te pierdas