Chinos autorizados para tener otro hijo

El gobierno anunció un cambio en la política del hijo único para las familias que perdieron al el sismo destruyó 7,000 aulas escolares, en las que murieron o quedaron inválidos muchos infant
Debido al sismo, autoridades chinas permitirían un cambio en  (Foto: )
BEIJING (AP) -

Aquellas familias cuyo único hijo murió o quedó inválido por el terremoto de China podrán tener otro vástago, informaron el lunes funcionarios a cargo del cumplimiento de la llamada política de un sólo hijo, a fin de dar algún consuelo a las parejas acongojadas.

El Comité de Planificación Familiar y Demográfica de Chengdu, que supervisa la política en la capital de la provincia de Sichuan, informó que aquellas parejas cuyo único hijo murió, resultó gravemente herido o inválido a causa del sismo podrán obtener un certificado que les permita tener otro vástago.

El terremoto del 12 de mayo causó mucho dolor a muchas familias chinas porque muchos niños murieron. La destrucción de casi 7,000 aulas durante una jornada escolar dejó abrumada a China, con fotografías de diario que mostraban acumulaciones de maletines escolares y pequeñas manos que emergían en medio de los escombros.

El terremoto mató a más de 65,000 personas, y con más de 23,000 desaparecidos el balance final parece acrecentarse aún más. Las autoridades afirman que aún no han llegado a determinar el número de niños que murió.

Un funcionario del comité de Chengdu, quien solo se identificó como Wang, dijo que la política de un sólo hijo se adaptaba específicamente a las víctimas del terremoto, pero indicó que sus declaraciones aclaraban una política existente, en vez de anunciar algún cambio. No dio detalles.

Aunque es conocida como la política del hijo único, las normas ofrecen una serie de alternativas y excepciones, algunas de las cuales se han aplicado por la generalizada oposición a los límites.

Tal es el caso en extensas partes de la China rural, donde a muchas familias se les permite un segundo hijo, especialmente si el primero es una niña. Funcionarios locales a menudo aplican su propia opinión, algo que ha permitido que se presenten casos de corrupción.

Chen Xueyun podría ser uno de los padres afectados. Su hijo Weixi, de ocho años, murió al desplomarse el departamento donde vivía la familia en Qingchuan. Chen dijo que durante tres días buscó hasta que halló los restos de su hijo. Ahora, lleva puesto el reloj de plástico azul del niño, como recuerdo.

Chen dijo que le gustaría tener otro hijo, pero aún no ha consultado con su esposa.

Ahora ve
No te pierdas