AI destaca violencia por narco en México

Amnistía Internacional dijo que en el país persistieron ataques a defensores de derechos humano el organismo señaló que la violencia contra las mujeres es un grave problema en América Latina.
El abuso contra las mujeres, un grave problema en América La  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

La violencia contra las mujeres y contra los defensores de los derechos humanos sigue siendo un grave problema en América Latina, dijo Amnistía Internacional en su informe anual, en el que destacó abusos en países como Brasil, México y Venezuela.

Guadalupe Marengo, directora adjunta del programa para las Américas del organismo internacional con sede en Londres, resaltó que las mujeres están vulnerables en toda la región, incluyendo en Estados Unidos.

"La violencia contra las mujeres sigue siendo sistemática en la región", dijo a Reuters por teléfono.

"Hay nuevas legislaciones en México y Venezuela, pero faltan recursos y voluntad política para que se cumplan", agregó.

Ataques a defensores de derechos humanos también persistieron en el 2007, principalmente en México, donde varios activistas fueron asesinados en medio de la violencia generada por el narcotráfico, que dejó unos 2,500 muertos, según el informe.

Marengo destacó que el ataque a activistas de derechos humanos también afecta a Brasil, Guatemala, Venezuela y a países andinos, como Perú y Ecuador, donde defensores del medio ambiente que han denunciado abusos por parte de empresas mineras han enfrentado hostigamientos.

El tema gana especial atención este año, en el que se conmemoran los 60 años de la declaración de los derechos humanos y es fundamental destacar que los Gobiernos aún tienen mucho por hacer, agregó.

Inseguridad

A los abusos contra las mujeres y los activistas se suma la inseguridad pública debido a la delincuencia, que afecta a poblaciones en toda la región.

"Todos tenemos derecho a disfrutar de libertad y seguridad en nuestras vidas. Los estados tienen la obligación de garantizar ese derecho", afirmó Marengo.

La violencia es preocupante, por ejemplo, en Brasil, donde los sectores más vulnerables de la población que vive en las favelas de Río de Janeiro son "aterrorizados" tanto por bandas delictivas como por las fuerzas de seguridad del Gobierno, destacó.

"Las fuerzas de seguridad están para protegernos, no para aterrorizarnos", afirmó.

A Amnistía le preocupa además el aumento en homicidios con armas de fuego en Venezuela, que se elevó en 850 casos el año pasado hasta 9,568 asesinatos pese a que el país mantiene una ley para el control de armas, dijo en el informe.

En cuanto a Cuba, el organismo observó que en la isla se continúa encarcelando y acosando opositores, aunque reconoció la disposición de sus autoridades a dialogar y firmar tratados internacionales de derechos humanos.

Adicionalmente destacó que Estados Unidos, como país más influyente de la región, debería ser un ejemplo para los demás en temas de derechos humanos, pero falla porque mantiene a presos sin acceso a la justicia en Guantánamo, al no firmar tratados internacionales contra la tortura y además permitir su uso para sacar información a los detenidos.

"Un país como Estados Unidos debería ser un ejemplo en derechos humanos para la región", afirmó Marengo.

Ahora ve
No te pierdas