Rusia, el regreso del poder rojo

El gobierno dijo que en el 2020 pueden llegar a ser una de las 5 principales economías del mund su actual auge económico se debe a los altos precios del petróleo y a un alza en el consumo.
MOSCU (CNN) -

El Kremlin dijo el jueves que Rusia podría convertirse para el 2020 en una de las cinco principales economías del mundo de continuar las actuales políticas "prudentes", pero advirtió que para eso era necesario evitar la autocomplacencia.

La economía de Rusia está en auge por décimo año consecutivo, sostenida por los precios récord del crudo, la masiva demanda de recursos naturales y un alza en la demanda de los consumidores.

Pero Sergei Naryshkin, el jefe de gabinete del nuevo presidente Dmitry Medvedev, señaló al partido gobernante Rusia Unida que la estabilidad económica no estaba garantizada para siempre.

En una reunión a la cual no estaba permitido el acceso a los medios extranjeros, Naryshkin alertó contra "implantar en la conciencia que la estabilidad económica alcanzada nos ha sido otorgada para siempre".

"Los altos precios del crudo no nos brindan una garantía de la estabilidad macro-económica", dijo según Rusia Unida, Naryshkin. "Una caída de los precios es posible, una caída en los precios del crudo que conducirá a una desestabilización total de la economía", agregó.

"A fin de prevenir una crisis necesitamos un presupuesto prudente y equilibrado, que se basará en los fondos que fueron ganados a través del crecimiento en la productividad laboral", indicó.

El Producto Interno Bruto nominal de Rusia se disparó a 1.7 billones de dólares en el 2007 desde menos de 200,000 millones en 1999. Hasta ese momento, el PIB ruso se había reducido a la mitad después del colapso de la Unión Soviética.

El Banco de Inversión Goldman Sachs predijo que la economía de Rusia superaría a Gran Bretaña, Francia y Alemania durante las próximas décadas para convertirse en la mayor economía de Europa.

Naryshkin señaló que en Rusia el PIB per cápita alcanzaría para el 2030 un 70% del nivel equivalente en Estados Unidos. Hasta el momento, el PIB ruso per cápita es sólo un 16% del de Estados Unidos.

Los críticos dicen que los pronósticos sobre la futura economía Rusa podrían no tomar en consideración problemas tales como la corrupción endémica, la escalada de los precios, una posible inestabilidad política futura y la masiva inversión necesaria para fortalecer la producción de gas y crudo.

Naryshkin indicó que la productividad laboral estaba aumentando y que Rusia se había propuesto ser para el 2020 una de las cinco economías principales del mundo.

Ahora ve
No te pierdas