UE acuerda normas contra indocumentados

Los países se comprometen a garantizar los derechos básicos, como acceso albergue y asesoría le además, los inmigrantes que ingresaron ilegalmente no pueden ser detenidos por más de 18 meses.
LUXEMBURGO (AP) -

Los países de la Unión Europea acordaron el jueves que adoptarán normas comunes para la expulsión de inmigrantes indocumentados, garantizándoles derechos básicos, como acceso a alimentos, albergue y asesoría legal.

Las medidas señalan que los inmigrantes que ingresaron ilegalmente a los 27 países no pueden ser detenidos por más de 18 meses antes de ser deportados a sus países de origen, y los niños no podrán ser expulsados.

La elaboración del acuerdo tomó tres años, y algunos gobiernos y legisladores afirmaron que darles esos derechos a los inmigrantes sería demasiado costoso.

Las naciones europeas redactaron las normas por temor de que los indocumentados puedan aprovechar aspectos de la ley para trasladarse por toda Europa bajo el control de las autoridades. Las normas deben ser aprobadas por el Parlamento Europeo antes de ser incorporadas a la legislación.

El ministro del interior de Eslovenia, Dragutin Mate, dijo que prevé un respaldo mayoritario de los legisladores de la UE a las medidas este mes.

''Se trata del único compromiso posible... por lo cual espero que el parlamento vote a favor de este asunto'', dijo Mate a los ministros.

Los legisladores y gobiernos de la UE han estado divididos sobre el número de garantías que puedan conceder a los inmigrantes indocumentados y sobre el dinero que tendrán que gastar en vivienda, alimentos y asesoría legal. Grecia, Italia, España y Malta habían expresado preocupación y que no podían afrontar la concesión de derechos.

Como parte del compromiso, esos países podrán solicitar asistencia especial a la UE para costear los gastos, dijeron funcionarios de la UE.

Según el acuerdo, los ciudadanos extranjeros que viven ilegalmente en el bloque no deben ser detenidos por más de 18 meses antes de ser deportados. Se les dará asesoría legal gratuita, así como derechos básicos de vestimenta, atención médica de emergencia, alimentos y albergue.

Una convención de derechos humanos en Europa prohibe que se expulse a los refugiados procedentes de países donde puedan ser sometidos a tortura ni dónde sus vidas estén en peligro.

Jacques Barrot, comisario de justicia y asuntos internos, instó a los gobiernos de los 27 países de la UE a que respeten los estándares de los derechos humanos internacionales cuando repatrien a los indocumentados, inclusive a grupos vulnerables como a menores de edad, a sus países de origen. Las medidas prohiben la expulsión o detención de menores solos.

Ahora ve
No te pierdas