Ley del ISSSTE, de nuevo al ruedo

El ministro presidente de la Corte propuso declarar inconstitucional un punto clave de la ley; el pleno acordó estudiar si el apartado aplica de manera retroactiva a los trabajadores en acti
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo Ortiz Mayagoitia, propuso declarar inconstitucional un punto clave de la nueva Ley del ISSSTE.

El apartado en cuestión, no permite a los nuevos trabajadores al servicio del Estado, la opción de retirarse bajo el régimen anterior de pensiones.

El presidente de la Corte enfatizó que en el tema de la aplicación retroactiva de la ley el proyecto no consideraba el análisis de tres aspectos que afectan específicamente los derechos adquiridos por los trabajadores en el régimen anterior.

Enumeró que en las reformas a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se establece un aumento de las cuotas de empleados en activo y los años de servicio en un sistema progresivo, lo que da como resultado menor tiempo para el disfrute de la pensión.

Ejemplificó que a mayor edad para el retiro y mayor tiempo de cotización, el trabajador tendría menos años para recibir su pensión en función de la esperanza de vida, lo que resume que aporta más dinero y presta sus servicios durante más tiempo, pero recibe la pensión durante un lapso menor.

Esas adecuaciones surgieron bajo el argumento del Poder Legislativo de que es necesario fortalecer al ISSSTE como premisa fundamental, pero se modifican tres medidas que diferencian el nuevo régimen del anterior, lo que elimina derechos adquiridos por los trabajadores.

Otros puntos

Como segundo punto señaló que a los beneficiarios se les impuso un sistema de pensiones mediante cuentas individuales, y a pesar de que se les dio la opción de elegir entre el régimen anterior y el nuevo éstos son similares, pues el anterior se adecuará progresivamente a las reformas.

Otro punto que resaltó Ortiz Mayagoitia es que el nuevo sistema no prevé el incremento de las pensiones, pues las establece como congeladas y el Poder Legislativo no creó mecanismo alguno para actualizar sus montos.

Ortiz Mayagoitia manifestó que la nueva ley tiene "una finalidad que no es fácil de descubrir", que es limitar la responsabilidad del Estado en materia de pensiones.

Cuestionó la responsabilidad del Estado cuando las aseguradoras que administren las pensiones caigan en insuficiencia de fondos o en quiebra, para lo cual se debe definir la relación que tendrán con los trabajadores, así como los órganos jurisdiccionales que deberán resolver eventuales conflictos entre las partes.

El ministro presidente dijo que le "convence el argumento de que el nuevo sistema contiene cambios trascendentales" con respecto al régimen pensionario de la ley anterior, el cual es un derecho adquirido.

Asimismo sostuvo que la nueva normativa contiene vicios de retroactividad, pues "se saca de él" a los trabajadores, aunque se establecen dos posibilidades diferentes, pero que no dejan de ser nuevas y distintas al sistema anterior.

Propuso al pleno del alto tribunal estudiar otros posibles efectos de la nueva Ley del ISSSTE entre los trabajadores.

Puso a consideración de los ministros incluir los temas del aumento en el tiempo de cotización, el monto de las aportaciones y el sistema de cuentas individuales, que no estaban considerados en el proyecto de resolución.

En una votación preliminar, la SCJN resolvió analizar la normativa en su conjunto, entendido como un sistema de seguridad social y no sólo aquellos artículos que pudieran afectar derechos jurídicos de los beneficiarios.

El pleno acordó estudiar estas propuestas para incluirlas dentro del proyecto y analizarlas en la sesión de este martes con la idea de definir si la nueva Ley del ISSSTE se aplica de manera retroactiva a los trabajadores en activo.

El único integrante de la SCJN que manifestó su postura a favor de la nueva ley fue Sergio Salvador Aguirre Anguiano, quien argumentó que el Estado "no es una superestructura todopoderosa".

El sistema de pensiones debe ser solidario y adecuarse a las condiciones demográficas, sociales y económicas que vive el país, que son distintas a las que prevalecían cuando fue promulgada la ley anterior, añadió.

"Me cuesta trabajo pensar que el instrumento no tenga límites", dijo Aguirre Anguiano sobre las posibilidades económicas del Estado para financiar las pensiones, lo cual no debe adoptarse en un sentido paternalista, puntualizó.

Ahora ve
No te pierdas