Fernández llama a dialogar al agro

En la Plaza de Mayo, la presidenta argentina exige al sector agropecuario que levanten la huelg acusó a los dirigentes rurales de pretender ''interferir en la democracia''.
Cristina Fernández realizó un acto multitudinario en la Plaz  (Foto: )
BUENOS AIRES (AP) -

En un multitudinario acto en la Plaza de Mayo, la presidenta Cristina Fernández convocó el miércoles al diálogo al sector agropecuario y reclamó que sus dirigentes levanten la cuarta huelga en 100 días de conflicto, al tiempo que acusó a los dirigentes rurales de pretender ''interferir en la democracia''.

Fernández fue la única oradora del acto organizado por el Partido Justicialista (peronista) en el que la mayoría de los asistentes fue convocada por los sindicatos aliados al gobierno y el núcleo duro de los ''peronistas K'', como se denominan los alcaldes de las localidades del cordón urbano que rodea la capital, que responden al matrimonio de Fernández y Néstor Kirchner.

''Quiero convocar a todos a que discutamos... como podemos mejorar nuestras políticas agropecuarias para producir más pero también para que los argentinos sigan comiendo bien'', dijo la mandataria en un discurso de 25 minutos.

''En nombre de la democracia... liberen las rutas, dejen que los argentinos volvamos a producir'', agregó, dirigiéndose a los líderes rurales.

Un día después de enviar al Congreso un proyecto de ley para ratificar o rechazar el nuevo sistema de retenciones (gravámenes) móviles a la exportación de granos dispuesto en marzo por el gobierno, medida que fue bienvenida por las organizaciones agropecuarias, el discurso de la mandataria retomó el tono provocador de otras alocuciones anteriores.

Fernández sostuvo que, a medida que avanzó la discusión con el agro, el reclamo ''ya no era retenciones sí o no, estaban interfiriendo en la democracia''.

''Puede haber diálogo, discusión y debate... pero dialogar puede ser también no estar de acuerdo en algún punto. Tenemos que aprender de una vez por todas a procesar democráticamente nuestras diferencias.

"Talvez con tanto golpe de Estado, con tanta interrupción institucional que hemos vivido, creemos que todo se arregla con intolerancia, con golpes, con bocina, cacerolas o cortes de ruta'', agregó, aludiendo a los múltiples ''cacerolazos'' del lunes en los que miles de argentinos reclamaron al gobierno que retome el diálogo con el campo.

Aunque tanto Fernández como su esposo --titular del peronismo-- habían asegurado el martes que éste no sería un acto contra el campo sino en defensa de la democracia, buena parte de las palabras de la mandataria estuvieron dirigidas a los líderes de las principales entidades rurales, a quienes llamó ''cuatro personas que nadie votó''.

''La gente del campo son la oligarquía, los terratenientes históricos, acostumbrados a co-gobernar con los peores gobiernos de la historia'', dijo a la AP Alejandra Bonato, una maestra de 47 años que participaba del acto en la plaza junto a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

El proyecto enviado al Congreso -donde el peronismo tiene mayoría en ambas cámaras- sólo permite ratificar o rechazar las nuevas retenciones pero no modificarlas. El nuevo esquema impositivo se mantendrá vigente hasta que se pronuncien los legisladores.

El gobierno adelantó que si el Congreso rechaza las retenciones, éstas no se aplicarán. Pero algunos legisladores han manifestado sus reparos al proyecto.

El jefe del bloque de diputados de la opositora Coalición Cívica, Adrián Pérez, aseguró que ''el contenido del proyecto creo que no estaría resolviendo el conflicto, no haría más que ratificar todo lo actuado y mantener el estado de las cosas''.

El nuevo esquema impositivo, que ata el impuesto a la exportación al precio de los granos en el mercado internacional, ha sido rechazado por los agricultores, que ya realizaron cuatro huelgas en 100 días, provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles.

Algunos dirigentes y gobernadores peronistas no participaron del acto, lo que según analistas podría ser un signo de fisura en el seno del oficialismo.


Ahora ve
No te pierdas