1 de septiembre, Informe sin Presidente

Comisiones aprueban cambios al formato para que el Ejecutivo no esté obligado a acudir al Congr crean la figura de "pregunta parlamentaria" para garantizar una rigurosa rendición de cuentas.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos aprobaron el dictamen para modernizar la relación entre el Ejecutivo y el Congreso de la Unión, con el cual se modifica el formato del Informe Presidencial.

Con estas modificaciones que serán puestas a debate y votación en el periodo extraordinario que iniciará este jueves, el titular del Ejecutivo no estará obligado a acudir el 1 de septiembre, y la Cámara podrá citar a los funcionarios a comparecer bajo protesta de decir verdad.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el priista Pedro Joaquín Coldwell precisó que se aprobaron cuatro dictámenes de reformas constitucionales para modernizar la relación entre el Congreso y el jefe del Ejecutivo.

Detalló que se consagra un nuevo formato para el Informe Presidencial que habrá de sujetarse a un ejercicio riguroso de rendición de cuentas, para lo cual se crea la figura de la "pregunta parlamentaria".

El Congreso podrá requerir mayor información en caso de ser necesario, y se establece la obligación de los integrantes del gabinete legal y ampliado de comparecer bajo protesta de decir verdad.

Este es un avance de rendición de cuentas, además de que el acto del Informe debería ser un acto controvertido y faraónico, destacó el legislador.

Otro de los dictámenes tiene que ver con la eliminación del veto de bolsillo, es decir, se ampliarían los plazos hasta por 30 días para que el Presidente pueda hacer observaciones y en caso de que no se promulgue, lo podrá ordenar el presidente de la Cámara.

En cambio se le concederán al presidente de la República facultades para que pueda tener derecho a dos iniciativas preferentes por periodos de sesiones, las cuales obligatoriamente deberán ser votadas en ambas cámaras en el periodo correspondiente.

En caso de que esté por concluir el periodo ordinario y no se hayan dictaminado, el presidente de la Cámara las pondrá a votación directamente.

Con esto se pretende acabar con la "congeladora" de iniciativas porque ni el Ejecutivo podrá detener las leyes aprobadas por el Congreso, ni éste iniciativas que el Ejecutivo considere de prioridad nacional.

El legislador priista reiteró que con estas modificaciones el presidente de la República no estará obligado a asistir a la ceremonia del Informe porque lo tendrá que entregar por escrito.

 

Ahora ve
No te pierdas