Europa acuerda nuevas sanciones a Irán

Los países de la Unión castigarán al país por negarse a cumplir demandas sobre su programa nucl entre las medidas se encuentra un congelamiento de recursos al mayor banco de la nación islámic
LUXEMBURGO (CNN) -

Los estados miembro de la Unión Europea (UE) acordaron el lunes adoptar nuevas sanciones contra Irán, entre ellas un congelamiento de activos de su mayor banco, por negarse a cumplir las demandas internacionales sobre su programa nuclear.

De cualquier manera, el bloque dijo que la puerta sigue abierta para posibles conversaciones sobre un paquete de incentivos a la república islámica para que suspenda el enriquecimiento de uranio, enviado este mes por el jefe de Política Exterior de la UE, Javier Solana.

Las nuevas sanciones, coordinadas con Estados Unidos en una reunión desarrollada este mes, apuntarán a negocios y personas que las potencias occidentales acusan de estar relacionadas con los programas nucleares y balísticos de Teherán, dijo un funcionario del bloque.

"Los individuos no podrán ingresar a la UE y las entidades no podrán operar en la UE", informó el funcionario, que pidió que su nombre no sea revelado, después de que los ministros firmaran las medidas en una reunión en Luxemburgo.

La UE debe publicar los nombres de los afectados el martes, pero el funcionario adelantó que el Bank Melli iba a sufrir un congelamiento de recursos bajo las medidas, mientras las restricciones de visas iban a afectar a "expertos de alto rango" en los programas nucleares y balísticos de Irán.

El funcionario enfatizó que las sanciones estaban basadas en medidas acordadas por el Consejo de Seguridad de la ONU y que las seis potencias -los cinco miembros permanentes del Consejo más Alemania- esperaban una respuesta de Irán a la oferta de incentivos.

Doble estrategia

"Seguimos con la doble estrategia", dijo el funcionario sobre la táctica del palo y la zanahoria que hasta ahora no ha logrado convencer a Irán de que limite su programa nuclear.

Las potencias occidentales sospechan que este es un intento encubierto de fabricar una bomba atómica.

Estados Unidos y la UE acordaron este mes que estaban preparados para complementar las sanciones de Naciones Unidas con medidas destinadas a que los bancos iraníes no puedan apoyar la proliferación de armas y el terrorismo.

Irán insiste en que su trabajo nuclear es un programa pacífico, pero la prolongada disputa ha despertado el temor de una confrontación militar y contribuyó a la subida récord de los precios del petróleo.

El ministro de Petróleo iraní reportó una ganancia de 6,000 millones de dólares por mes gracias a las exportaciones de crudo y el ministro de Economía en funciones, Hossein Samsami, dijo el fin de semana que las sanciones existentes no estaban teniendo un fuerte impacto en la economía del país.

La revista iraní Shahrvand-e Emrooz informó este mes que Irán había retirado 75,000 millones de dólares de Europa para evitar el bloqueo de activos, pero Samsami minimizó los informes e insistió que la situación aún "no era grave".

El nuevo paquete de incentivos está basado en una versión actualizada de uno rechazado por Irán en el 2006 e incluye ayuda para desarrollar un programa nuclear civil e intercambiar beneficios.

¿Entusiasmo?

Diplomáticos dijeron el viernes que las grandes potencias habían ofrecido a Irán conversaciones preliminares por su programa nuclear con la condición de que limite el enriquecimiento a los niveles actuales durante seis semanas, a cambio de un congelamiento de las medidas destinadas a un endurecimiento de las sanciones.

Previamente, la república islámica dijo estar entusiasmada porque había puntos en común entre la oferta y propuestas propias que Teherán había planteado para distender la disputa, pero volvió a rechazar la posibilidad de suspender el enriquecimiento de uranio.

Estados Unidos dice que está concentrando la presión diplomática para frustrar las ambiciones nucleares de Irán, pero no descartó la acción militar como último recurso.

En su edición del viernes, el New York Times citó a funcionarios estadounidenses diciendo que Israel, de quien se sospecha que tiene armas nucleares, había realizado un gran ejercicio militar, aparentemente a modo de ensayo de un potencial bombardeo a la infraestructura nuclear de Irán.

El ministro de Defensa iraní fue citado el domingo diciendo que su país daría una respuesta "devastadora" a cualquier ataque y el jefe del ente de control nuclear de la ONU, Mohamed ElBaradei, advirtió que un ataque sobre Irán convertiría a Oriente Medio en un polvorín.

 

Ahora ve
No te pierdas